La primavera vuelve tras ceder una semana al invierno y subirán las temperaturas en toda España

El sol y el buen tiempo dan paso a la primavera
EUROPAPRESS
Publicado 27/03/2017 14:22:11CET

   MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El tiempo primaveral volverá a aparecer esta semana después de un inicio de estación más bien invernal, ya que a partir de este martes se esperan pocas precipitaciones y un ascenso térmico generalizado, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

   El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado a Europa Press que este lunes ha comenzado algo más lluvioso pero el martes se producirán únicamente precipitaciones débiles y ocasionales en Galicia, sobre todo en su parte más occidental, aunque en el noroeste de la comunidad autónoma soplará viento fuerte en el litoral y habrá aviso amarillo en La Coruña por fenómenos costeros con olas de 3 o 4 metros.

   Respecto al resto del país, tanto en la Península, como en ambos archipiélagos y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, se esperan cielos "poco nubosos" que estarán "prácticamente sin lluvias", aunque a partir del medio día se formarán nubes de evolución aunque en principio no se esperan precipitaciones.

   "Serán nubes más bien decorativas", ha comentado Del Campo que prevé que por la mañana se produzca algún banco de niebla en ambas mesetas, Extremadura y en el oeste de Andalucía.

   En cuanto a las temperaturas, ha indicado que las diurnas subirán y que el ascenso podrá ser notable en la mitad oriental, sobre todo en Aragón, este de la Comunidad de Madrid y de Castilla-La Mancha, donde el ascenso será de más de 6 grados centígrados (ºC).

   Por ejemplo, ha apuntado que este lunes se esperan en Madrid 12ºC, mientras mañana se alcanzarán 18ºC de máxima y 6ºC de mínima y el miércoles, 19ºC de máxima y 5ºC de mínima; en Huesca, pasarán de los 11ºC de este lunes a los 17ºC de máxima y 5ºC de mínima el martes y a 20ºC de máxima y 6ºC de mínima el miércoles; en Huelva, este lunes tendrán 18ºC frente a los 20ºC de máxima y 8ºC de mínima el martes y 24ºC de máxima y 8ºC de mínima el miércoles. Por su parte, en Segovia pasarán de los 11ºC del lunes a los 16ºC de máxima y 4ºC de mínima el martes y 18ºC de máxima y 5ºC de mínima el miércoles.

   "Venimos de días invernales y nieve en cotas bajas, tras las nevadas en Madrid el jueves y a partir de 500 metros el sábado en Navarra y esta semana experimentaremos una subida considerable de modo que se pasará de las temperaturas promedio para la época excepto en Pirineos, aunque tampoco serán temperaturas especialmente altas", ha comentado.

   A mitad de la semana, el miércoles, según el portavoz será un día "tranquilo" excepto vientos en Alborán y Estrecho y precipitaciones débiles en el oeste de Galicia y se podrán extender de forma débil y dispersa al oeste de Asturias y noroeste de Castilla y León.

   En el resto no se espera más que "ausencia" de precipitaciones y, quizá, algún banco de niebla matinal en el este de la Península y temperaturas que seguirán subiendo, sobre todo las diurnas, mientras las nocturnas podrán bajar en la meseta y las heladas solo se producirán en alta montaña.

   Del Campo espera que el jueves se acercará un nuevo frente que aumentará la inestabilidad en el noroeste y que dejará precipitaciones en Galicia, oeste de Asturias, noroeste de Castilla y León, donde serán más probables, aunque también se podrán extender al Cantábrico, oeste de Castilla y León y norte de Extremadura.

   Sobre el resto de la Península, ha dicho que irán aumentando las nubes y las temperaturas bajan en el tercio occidental y en el resto permanecerán sin cambios.

   De cara al fin de semana, prevé que el viernes sea un día con precipitaciones en bastantes zonas y podrá llover en Galicia, Cantábrico, Pirineos y, en general, en el tercio norte, que es donde más probabilidad de precipitación hay, aunque puede haber lluvia en toda la mitad norte e incluso en el centro peninsular. En el resto no se pueden descartar precipitaciones débiles excepto en el Mediterráneo.

   "Serán lluvias y chaparrones; no serán grandes cantidades pero esto es normal del tiempo primaveral", ha indicado.

   Ya el sábado, la inestabilidad se desplazará hacia el este, de modo que se prevén precipitaciones en el Cantábrico oriental, Pirineos, Cataluña y Baleares mientras en el resto el tiempo se irá estabilizando aunque aún podría haber algún chaparrón en la mitad norte.

   Sobre las temperaturas del fin de semana, prevé que bajen las temperaturas en el extremo norte y valle del Ebro, aunque "será un descenso suave".

   Finalmente, Del Campo ha adelantado que parece que el domingo y de cara a la próxima semana lo más probable es que se estabilice el tiempo porque se acerca un anticiclón que, excepto algunas lluvias el domingo en el Cantábrico, dejará cielos despejados y sin precipitaciones en todo el país y temperaturas en descenso ligero en el Mediterráneo y ascenso en el resto, sobre todo en el noroeste donde la subida será notable.

   En definitiva, ha indicado que el tiempo será primaveral y con alternancia de días con precipitaciones, bancos de niebla y alguna nube pero "parece que llegan con fuerza las altas presiones para la próxima semana".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies