La primera sesión de la Cumbre del Microcrédito propone un Sello de Excelencia para combatir "prácticas poco éticas"

Participantes En La I Sesión Plenaria De La V Cumbre Del Microcrédito
EUROPA PRESS
Actualizado 14/11/2011 19:39:33 CET

Los ponentes reclaman que las microfinanzas aseguren el acceso a la educación, sanidad y alimentación

VALLADOLID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los participantes de la primera sesión plenaria de la V Cumbre Mundial del Microcrédito, que ha comenzado este lunes en Valladolid, han reclamado la creación de un Sello de Excelencia de las Microfinanzas que asegure un "valor añadido" a estos servicios financieros, más allá del mero préstamo de dinero y que combata las "prácticas poco éticas".

La autora del informe sobre la creación de este Sello, Frances Sinha, ha recordado que en los inicios de las microfinanzas "parecía que todo el mundo ganaba", pero ha reclamado buscar "retornos conjuntos" que garanticen "la salida de la pobreza" de sus beneficiarios.

Por ello, el Sello propuesto deberá encargarse, a juicio de Sinha, de la inclusión de los hogares "más pobres" y la garantía de sus "niveles de vida" a través de "diversas formas de medir la pobreza", no sólo financieras, sino también otros como la igualdad de género, la participación de los clientes en el Gobierno de sus países, así como el impacto que las microfinanzas tienen en su vida.

Por su parte, el director general de la Fundación de la Pequeña Empresa de Sudáfrica (SEF), John de Wit, se ha preguntado si las microfinanzas de dedican "solamente" a prestar dinero y si esto "hace que las personas se endeuden y sean más pobres", algo que ha ejemplificado en las "excesivas deducciones" propiciadas por este sistema en el país africano, algo que llevó al Gobierno a prohibir el aumento de dichas deducciones.

Por todo ello, De Wit ha afirmado que él no trabaja "en microfinanzas", sino que ayuda "a disminuir la pobreza". "Yo no sangro con los créditos", ha subrayado, tras lo que ha reconocido que algunos conocidos suyos "sienten vergüenza de ser considerados agentes de microfinanzas" debido a la especulación y sobreendeudamiento promovida por determinados sectores.

En este sentido, el director general de SEF ha afirmado que el Sello de Excelencia busca que el microcrédito "funcione para los pobres" y ha augurado su éxito implicará a más colectivos y "hará que los políticos lo busquen".

CARGA DE INFORMACIÓN

Como forma de garantizar esto, el investigador estadounidense Christopher Dunford ha enfatizado la "necesidad" de añadir una "carga de información" acerca del resultado "no financiero", algo que debería "ser cada vez más habitual" para medir el "rendimiento social" de las instituciones, tanto con ánimo de lucro como sin ello.

Al hilo de esto, Dunford ha recordado que desde marzo de 2010 la Bolsa de Johannesburgo (Sudáfrica) exige a las empresas que cotizan en ella informes al respecto, algo que "no es una molestia aislada" en este mercado de valores.

Por otro lado, ha reclamado que el Sello avance en los objetivos de anteriores campañas, como 'Smart', y ha augurado que los agentes microfinancieros deberán avanzar en el acceso de la población a la educación o la sanidad, los cambios a lo largo del tiempo en el nivel de la pobreza. "Bienvenidos a la vida de los que quieren dar más desempeño social", ha concluido Dunford.

La presidenta del Foro Latinoamericano y del Caribe de Finanzas Rurales (Forolacfr), Isabel Cruz, ha advertido que la actual "crisis de las microfinanzas no es nueva" y que "no viene de la crisis de India ni de una excesiva comercialización", sino que "muchas veces se concentró en zonas urbanas y en el crédito", de forma que se trata de un "problema de origen".

Para combatirlo, Cruz ha defendido medidas como la creación del Sello de Excelencia que asuma "no sólo la inclusión financiera", sino también "la crisis de credibilidad y la poca diversidad de servicios".

POLÍTICAS PÚBLICAS

"Necesitamos trabajar no sólo para no hacer daño, sino para mejorar e impactar socialmente de forma positiva", ha añadido, al tiempo que ha solicitado que éste "se vincule con las políticas públicas", así como la implicación de "las redes de microfinanzas surgidas por todo el mundo.

Isabel Cruz también ha apostado por un compromiso de las microfinanzas con la igualdad de género y volver al concepto de "bienes públicos" para "evitar que el Sello se convierta en un negocio".

Por último, la directora ejecutiva de Fonkoze Financial Services, Anne Hastings, ha explicado su labor en Haití y ha recordado que el Sello es "un mecanismo importantísimo para motivar al personal", a la vez que ha abogado por la creación de una "escalera de la pobreza" que permita "diagnosticar dónde está el cliente, cómo ayudarlo a subir a través de ella y cómo auxiliarlo cuando tropiece en algún escalón.

No obstante, Hastings ha advertido de que "no todos pueden ser microemprendedores" y ha pedido apoyar a las pequeñas y medianas empresas para favorecer la generación de empleo en países en vías de desarrollo como Haití.

La sesión plenaria ha contado con el presidente de la Fundación Microfinanzas BBVA, Manuel Méndez, como moderador, quien se ha preguntado "dónde estaban los criterios éticos de los administradores financieros cuando estalló la actual crisis económica", a la vez que ha criticado que "el beneficio económico lo justifique todo" y que en las escuelas económicas se enseñe "a maximizar el beneficio y minimizar los costes, especialmente en recursos humanos".

A su juicio, esto ha generado "una sociedad anquilosada, incapaz de dar empleo a sus jóvenes y que ha generado niveles de desigualdad nunca vistos", circunstancia que también ha afectado a las microfinanzas, donde "ha habido críticas de lucro desmedido", por lo que ha reclamado "fortalecer su compromiso ético a partir de este Sello".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies