Los Príncipes de Asturias presentaron hoy a la Infanta Sofía ante la Virgen de Atocha

Actualizado 19/09/2007 18:35:56 CET

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los Príncipes de Asturias presentaron hoy a su hija menor, la Infanta Sofía, con casi cinco meses de edad, ante la Virgen de Atocha cumpliendo así con una antigua tradición de la Familia Real que instauró Isabel II en el siglo XIX.

La ceremonia, que se celebró en la Real Basílica de Nuestra Señora de Atocha, en Madrid, fue oficiada por el cardenal-arzobispo de Madrid, monseñor Antonio María Rouco Varela, quien bautizó a las dos hijas de sus Altezas Reales.

Tras un breve oficio religioso, el Príncipe Felipe fue el encargado de realizar el ofrecimiento a la Virgen, como ya lo hiciera con su primogénita, la infanta Leonor, en junio de 2006. La Princesa Letizia lució el mismo vestido blanco que utilizó en el bautizo de la infanta en los jardines del palacio de la Zarzuela el pasado 15 de julio. La infanta Sofía vestía faldón blanco y se mantuvo despierta en todo momento. Los Príncipes saludaron a los fieles que se encontraban en la basílica y también a los ciudadanos que esperaban fuera.

Fue Isabel II quien, al cumplir su mayoría de edad en 1843, decidió que se presentara a los Infantes pocos días después de nacer como nueva devoción a la Virgen de Atocha, costumbre que inauguró ella misma en 1853.

La imagen de la Virgen de Atocha, tallada en madera entre 1390 y 1420 y policromada, mide 79 centímetros de alto. Lleva una diadema simple en la cabeza, está sentada sobre un trono sencillo y sujeta al niño con la mano izquierda, mientras que con la derecha sostiene una manzana como signo de la Redención.

Entre los actos más solemnes que han llevado miembros de la Familia Real española en la Basílica, cabe destacar las dos bodas del Rey Alfonso XII el 23 de enero de 1878, con Doña María de las Mercedes de Orleáns y el 29 de noviembre de 1879, con Doña Cristina de Austria.

Alfonso XIII presidió el primer sábado de noviembre de 1926 el traslado de la imagen desde el Real Patronato del Buen Suceso a la basílica de Atocha y Don Juan Carlos, entonces Príncipe de España, presentó a la Virgen a sus hijos el Príncipe de Asturias, en 1968, y a las Infantas Doña Elena (1963) y Doña Cristina (1965). Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias, en el día de su boda, el 22 de mayo de 2004, realizaron una ofrenda floral.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies