La profesora Teresa Compte cree que la Encíclica recuerda que la atención eclesial "no puede caer en la burocratización"

Actualizado 25/01/2006 20:14:52 CET

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La profesora de Teoría Política y Pensamiento Social Cristiano en la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, María Teresa Compte, aseguró hoy que una de las intenciones de la la primera Encíclica de Benedicto XVI, es recordar que la atención de la Iglesia "no puede caer en la burocratización".

A su entender, la Encíclica 'Deus Caritas est' "habla de la relación de amor que existe entre Dios y cada hombre concreto, real e histórico" y "es precisamente esta experiencia amorosa la que nos lleva a entregar a los demás el amor que recibimos de Dios, al tiempo que nos ayuda a descubrir en los demás la presencia real de Cristo".

"Éste, y no otro, es el fundamento de la acción caritativa y social de la Iglesia. No se trata de oponer justicia y caridad, sino de recordar que la atención de la Iglesia a todos los hombres, especialmente a los más necesitados, no puede caer en la burocratización. En el fondo se trata de recordar a los católicos que la prestación de las necesidades más básicas no exime de la atención personal a cada hombre concreto que sufre y necesita del contacto cercano de otro hombre", concluyó Compte en declaraciones a Europa Press.