La protesta universitaria en Cataluña se salda con 12 detenidos, 12 heridos y daños materiales

Un Detenido En La Protesta Contra Los Recortes Universitarios En Plaza Espanya
EUROPA PRESS
Actualizado 29/02/2012 23:31:15 CET

BARCELONA, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

La protesta de estudiantes convocada este miércoles por la Plataforma Unitaria en Defensa de la Universidad Pública (Pudup) --en la que han participado 25.000 alumnos según la Guardia Urbana y 70.000 según la organización-- se ha saldado con 12 detenidos --dos de ellos menores de edad-- , 12 heridos --siete de ellos agentes de los Mossos d'Esquadra-- y numerosos daños materiales en la ciudad de Barcelona.

Según han concretado los Mossos d'Esquadra en un comunicado, nueve de las detenciones han sido llevadas a cabo por agentes de la policía autonómica y tres de ellas por la Guardia Urbana, un balance ofrecido hasta las 21.00 horas.

Los doce detenidos pasarán este jueves a diposicion judicial a medida que se vayan cerrando las diligencias.

La mayoría de ellos están acusados de desorden público, daños en el mobiliario urbano, quema de contenedores y agresiones a agentes.

Durante las cargas policiales y detenciones, un total de 33 furgones de los Mossos d'Esquadra han sufrido daños de distinta consideración.

ATENCIÓN MÉDICA DE LOS HERIDOS

Además de los detenidos, la protesta se ha saldado con doce heridos leves, siete de ellos agentes policiales, aunque sólo cuatro de ellos han precisado atención médica en un centro sanitario.

Uno de los agentes heridos y un estudiante han sido trasladados al Hospital Clínic y dos manifestantes más han sido derivados a el Cap Manso, mientras que el resto de heridos han sido atendidos 'in situ'.

La Universitat de Barcelona (UB) ha denunciado ante los Mossos desperfectos en el Edificio Histórico, así como el Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado que se personará en las causas que se inicien por los daños causados en mobiliario urbano, y en estos momentos el consistorio está realizando la valoración de los desperfectos.

Según los primeros recuentos, han dejado un balance en el patrimonio municipal de siete contenedores quemados, cuatro rotos, una papelera quemada y desperfectos en máquinas expendedoras del área verde y azul de aparcamiento, y ha habido pintadas en diversas zonas de la ciudad.

CORTES EN LAS PRINCIPALES VÍAS

La jornada de huelga en las universidades catalanas ha empezado con cortes de las principales vías de comunicación de la ciudad --como la avenida Diagonal y la Gran Vía, además de la AP-7 en Cerdanyola--, y ha proseguido con una manifestación que ha arrancado en la plaza Universitat que se ha visto alterada por disturbios de algunos participantes ante la Bolsa de Barcelona.

En este punto, una veintena de jóvenes han lanzado objetos contundentes --como baldosas extraídas de las aceras de paseo de Gràcia, piedras, cristales-- y pintura y huevos contra la sede de la Bolsa, hacia la que gritaban 'Hijos de puta'.

Posteriormente, han roto los cristales de las puertas de la entidad bancaria colindante a la bolsa penetrando en ella y causando algunos bienes materiales, lo que ha motivado una carga de los agentes antidisturbios y una detención.

Aunque la cabecera de la manifestación ha seguido discurriendo hacia paseo de Gràcia, Aragó, Balmes y Diputación, un numeroso grupo de alumnos ha torcido desde la Bolsa hasta la calle Diputació ante la persecución de los agentes, consiguiendo resguardarse en la parte trasera del Edificio Histórico de la Universitat de Barcelona.

En este trayecto, los alumnos han quemado contenedores --cuyo fuego se ha propagado a un vehículo estacionado-- y han bloqueado completamente la calle Balmes sitiada por contenedores en llamas.

Una vez en el patio exterior del Edificio Histórico, los alumnos han lanzado contenedores en llamas, piedras, bolsas de basura y petardos hacia las furgonetas de los mossos que deambulaban ante el recinto, produciéndose en este lapso de tiempo varias cargas policiales con momentos de mucha tensión.

ESCISIÓN DE LA PROTESTA

La tensión se ha rebajado cuando los alumnos han decidido celebrar una asamblea en el interior del edificio --donde los agentes no pueden penetrar sino es a instancias del Rectorado-, pero ante esta decisión, un grupo de 500 se ha escindido marchando por la Gran Vía hacia la plaza de Espanya, que esta semana acoge el evento más internacional de Barcelona, el Mobile World Conggress (MWC), y donde se han producido nuevas cargas policiales cuando los estudiantes han intentado aproximarse al recinto, siendo finalmente confinados ante el centro comercial Las Arenas.

Las detenciones de estudiantes a lo largo de la jornada han provocado la convocatoria de otra concentración ante la comisaría de Les Corts y la celebración de una asamblea en la UB, que permanece ocupada.