El PSOE plantea en el Congreso la creación de una subcomisión para estudiar el futuro del sistema de Dependencia

Actualizado 03/07/2012 20:07:27 CET

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El PSOE ha registrado una propuesta de creación de una subcomisión para realizar un estudio sobre el desarrollo y la sostenibilidad futura del sistema de Dependencia, al tiempo que ha registrado una iniciativa en la Cámara Baja para evitar el desmantelamiento del mismo.

Así, han propuesto la creación de un grupo de trabajo, en el seno de la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso, que "deberá estudiar la aplicación de la Ley de Dependencia, así como las posibles revisiones del Sistema, que permitan garantizar su desarrollo y sostenibilidad futura, respetando los principios inspiradores de la Ley".

Es más, plantea que dicha comisión deberá presentar sus conclusiones en el plazo de seis meses y remitirlas al Pleno de la Cámara para su debate y votación.

Por otro lado, los socialistas han registrado una proposición no de ley en la que piden al Gobierno que, en colaboración con las comunidades autónomas, se adopten las medidas necesarias para garantizar el mantenimiento y el desarrollo del sistema de autonomía y atención a la dependencia.

En concreto, reclaman que se cumpla el calendario de implantación del sistema que fijaba la Ley, que se reponga el nivel acordado de financiación, y que todas la decisiones relacionadas con la viabilidad y mantenimiento del sistema se aborden en el Consejo Interterritorial y contando con los órganos consultivos.

EN CUESTIÓN EL FUTURO DEL SISTEMA

A juicio de los socialistas, las últimas decisiones adoptadas por el Ejecutivo popular, como el decreto del 30 de diciembre de 2011 que retrasaba la entrada en vigor de los dependientes moderados al sistema, "están poniendo en cuestión el futuro del sistema".

De hecho, puntualiza que la decisión de paralizar el calendario de aplicación de la Ley ha impedido a casi 400.000 personas con dependencia moderada acceder a una prestación o servicio.

Asimismo, dice que se ha eliminado el nivel acordado en los Presupuestos Generales del Estado, que ascendía a 283 millones, lo que implica un recorte total de 566 millones de euros, si se suman las aportaciones de las comunidades autónomas.

Además, argumenta que en el Programa Nacional de Reformas 2012, enviado por el Gobierno a Bruselas, se demora hasta 2014 la incorporación de los dependientes valorados en Grado I, y se apuntan otras medidas, como aumentar el copago de los usuarios, revisar las cuotas de la Seguridad Social de los cuidadores o potenciar el papel del sector privado, lo que, en su opinión, supondría desvirtuar el sistema de dependencia tal y como fue concebido.