Radiografía de los desempleados que acuden a Cáritas

Presentación del estudio 'Economía y personas'
EUROPA PRESS
Publicado 27/04/2016 13:58:39CET

   MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Un total de 72.493 personas fueron acompañadas durante el año 2015 por Cáritas a través de sus acciones de empleo y economía solidaria, más de la mitad de ellas españolas, de las que un 21% encontraron trabajo, según el informe de Economía Solidaria 2015 de Cáritas 'Economía y personas. Cambiando el foco cambiamos los resultados', presentado este miércoles.

   Concretamente, el estudio revela que el 53% de los atendidos en los programas de empleo de Cáritas eran españoles, un porcentaje que ha ido creciendo desde 2009 cuando suponían el 25% del total, cuando comenzó a extenderse la pobreza debido a la crisis económica, según ha apuntado el secretario general de Cáritas, Sebastián Mora, y se invirtió la tendencia.

   Además, aunque el número de personas atendidas en estos programas ha disminuido con respecto a 2014, cuando acudieron unas 1.500 personas menos, el coordinador del equipo de Economía Solidaria de Cáritas, José Luis Pérez Larios, lo ha atribuido al mayor número de proyectos de la organización y al mayor porcentaje de inclusión de las personas atendidas.

   Precisamente, un 21% de los participantes en estas acciones de empleo de Cáritas consiguieron acceder a un puesto de trabajo (15.348 personas), la tasa más elevada desde 2011 cuando fue del 16%.

   "Son aquellas personas a las que nadie quiere, inempleables para muchas agencias, porque no tienen estudios ni experiencia previa, porque han salido de prisión o han sido drogodependientes. Esas son las personas de Cáritas. El valor de esta economía centrada en las personas es que prioriza aquellas personas que la sociedad descarta, que las empresas descartan, que los gobiernos no quieren ver", ha defendido Mora.

   En cuanto al perfil, el 63% de las personas acompañadas por Cáritas en el ámbito laboral son mujeres y el 31% tienen entre 35 y 44 años. No obstante, de los datos se desprende que el mayor aumento en cuanto a grupo de edad ha sido el de los mayores de 45 años, cuyo número se ha incrementado hasta un 30%.

   Atendiendo al nivel de formación, el 49% de los participantes sólo cuentan con estudios básicos y un 25% han alcanzado la educación secundaria. Sobre el origen, el 47% son extranjeros (34.107) y de ellos, un 81% procedían de países extracomunitarios.

   En el año 2015, Cáritas invirtió 46,9 millones de euros en acciones de Economía Solidaria, un 11,7% más que el año anterior, gracias a los fondos privados, las subvenciones públicas y los ingresos de la actividad de las empresas de Economía social. Además, contó con el trabajo de 3.136 voluntarios, el 81% del total.

   Las empresas de Economía Social son entidades sin ánimo de lucro cuyo objetivo prioritario es generar empleo social, donde rige la primacía de la persona por encima del capital. Concretamente, en 2015 eran 45 entidades de este tipo en Cáritas que crearon 480 puestos de inserción (111 más que en 2014).