Red Acoge aplaude el "tirón de orejas" del comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa al Gobierno

Publicado 16/01/2015 17:59:52CET

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Red Acoge aplaude el "tirón de orejas" que a su juicio ha dado el comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muiznieks, al Gobierno y su política de Extranjería al poner en negro sobre blanco tras visitar Melilla que las devoluciones en caliente son ilegalizables y que existen carencias tanto en el trato a los migrantes como a los potenciales solicitantes de asilo.

Así lo ha explicado en declaraciones a Europa Press la responsable del Área Jurídica de la organización, Inés Díaz de Frutos, que junto a una delegación de esta red de ONG, se reunió el jueves con el comisario para trasladarle su punto de vista sobre algunos de los problemas más graves que tienen lugar en España en relación a las migraciones.

A su juicio, el parecer vertido por el comisario "es un tirón de orejas al Gobierno y a su política migratoria, pero sobre todo, a la última modificación de la legislación de Extranjería, que pretende devolver a personas sin ningún procedimiento, sin que se pueda identificar a menores o víctimas de trata, ni a posibles solicitantes de asilo".

Además de trasladarle estas implicaciones de la reforma ahora en trámite en el Senado, en la reunión con el comisario se abordaron otros asuntos, como la problemática de quienes necesitan asilo y llegan a Ceuta y Melilla, donde "no existe un criterio" para el traslado de residentes en las dependencias del Estado a la Península.

"Ellos (la Administración) dicen que lo hacen atendiendo a razones de vulnerabilidad pero se dan casos de personas muy vulnerables que no son trasladadas y al revés, así que este criterio no es del todo cierto", expone Díaz de Frutos.

Asimismo, abordó con el comisario el problema de fondo en los saltos de las vallas. "Todo obedece a la política europea de cierre de fronteras. No tienen otra forma para llegar, porque la expansión de Frontex y la restricción de los visados están haciendo que otro modo sea imposible", explica.

Para la Red Acoge, el hecho de que el control de las fronteras exteriores se haya desplazado hasta lugares como Senegal o Mauritania está empujando a quienes necesitan emigrar a una travesía "mucho más larga y peligrosa", lo que se suma a la imposibilidad en la práctica de pedir asilo fuera del territorio español.

Asimismo, le informó del "recorte de derechos de la población migrante" a cuenta de la crisis económica, desde la exclusión sanitaria hasta el retroceso en becas de comedor o transporte escolar; le expuso la situación de los Centros de Internamiento de Extranjeros y denunció las 'expulsiones express' que permiten detener a una persona en la calle y deportarla en 72 horas previo paso por el CIE.

Otro de los temas que más preocupan a Red Acoge y de los que dieron cuenta al comisario es la situación de las mujeres migrantes, que no llegan por las vallas pero sí en patera y que pasan desapercibidas a los sistemas de identificación de víctimas de trata, "fundamentalmente cuando son trasladadas para ejercer la prostitución en Europa, que no están siendo detectadas por la Policía".

Las dificultads en la determinación de la edad de los menores extranjeros no acompañados, y la sobreocupación de los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes de las ciudades autónomas centraron asimismo el informe que Red Acoge trasladó al Comisario de Derechos Humanos, según ha explicado la abogada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies