La red que obligaba a personas discapacitadas en Alicante a mendigar también actuaba en Benidorm

Actualizado 16/07/2009 16:00:28 CET

El concejal de Seguridad de la localidad destaca "la eficaz coordinación" del Cuerpo Nacional de Policía y la Policía Local de Alicante para desarticular la banda

ALICANTE, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El grupo que presuntamente obligaba a personas con discapacidad, real o fingida, a practicar la mendicidad actuaba también en la localidad alicantina de Benidorm, donde trasladaban todos los días a algunas de sus víctimas, según informaron hoy en un comunicado fuentes municipales.

Hasta el momento han sido detenidos cuatro presuntos integrantes del grupo, aunque la operación no se ha cerrado aún, por lo que podría haber más detenciones. Estas cuatro personas presuntamente captaban en sus países de origen, Rumanía y Hungría, a compatriotas, a quienes traían a España bajo la promesa de ofrecerles trabajo recogiendo naranjas.

Sin embargo, una vez aquí, supuestamente se quedaban con su documentación y los obligaban a mendigar por las calles, bajo coacciones, amenazas e incluso palizas. Algunos de ellos tenían discapacidad, pero a otros les obligaban a fingirla, utilizando muletas para simular que la padecían. Además, les daban móviles con las llamadas salientes restringidas, de modo que ellos no podían llamar a nadie y sólo podían utilizar los teléfonos ser localizados por los cabecillas de la red.

Los supuestos integrantes de la red utilizaban tres vehículos, que han sido requisados, para trasladar a sus víctimas a distintas zonas de la ciudad, concretamente en los cruces de la calle Perú, rotonda de la calle México, rotonda de Álvarez Antón, avenida de Novelda con Vía Parque y Gran Vía-Vicente Alexandre, donde los dejaban a primera hora de la mañana. Después, no volvían a por ellos hasta la noche.

Uno de los vehículos se dirigía a la ciudad de Benidorm a realizar el reparto de varias de estas personas en esta localidad. La Policía Local de esa ciudad ha sido advertida de la actividad de esta red.

A pesar de que cada una de las personas podía llegar a recoger en un día hasta 90 euros, las condiciones que presentan son "deplorables", ya que estaban "desnutridos, carentes de higiene y desatendidos" y eran obligados a entregar la recaudación íntegra a los cabecillas de la red.

Algunas de las personas obligadas a mendigar tenían algún tipo de discapacidad física, pero otros fingían serlo, ya que después de estar pidiendo en la calle, la policía observaba cómo se movían con total normalidad. En total, han sido liberadas once personas que eran obligadas a ejercer la mendicidad, a quienes se les ha ofrecido la posibilidad de asistencia por parte por parte de los servicios sociales del Ayuntamiento.

Además, dos menores, hijos de dos detenidos, han sido internados en un centro de acogida, tras pasar a disposición de la Fiscalía de Menores, para evitar que estuvieran en desamparo por el arresto de sus padres.

EFICAZ COLABORACIÓN

El concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Alicante, Juan Seva, destacó hoy la "eficaz colaboración" del Cuerpo Nacional de Policía y la Policía Local que, tras dos meses de investigaciones conjuntas, han desarticulado una banda dedicada a la explotación de mendigos, que actuaban bajo coacciones en determinados semáforos de la ciudad, según informaron hoy en un comunicado fuentes municipales.

Juan Seva destacó que esta operación conjunta entre la Policía Local y el Cuerpo Nacional de Policía para "poner fin a una situación de explotación de personas y se evitan las reiteradas molestias y coacciones que sufren los automovilistas en muchos cruces de la ciudad". En el operativo han participado diez agentes de la Policía Nacional y otros tantos efectivos de la Policía Local de Alicante.

De las investigaciones llevadas a cabo, se concluye que se trata de "una estructura perfectamente organizada. Seva resaltó que la investigación policial "se inició ante las reiteradas desobediencias de los mendigos a las ordenes y las denuncias de los agentes locales, así como ante la acumulación de quejas vecinales y ciudadanas por los comportamientos amenazantes y coaccionadora de algunos de ellos".

La actividad que desarrollan estas personas está prohibida por la Ordenanza Municipal de Circulación de Peatones y Vehículos, ya que deambulan entre los vehículos con evidente riesgo para su integridad y otros usuarios de la vía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies