La APM se queja de la "tibieza, lentitud y debilidad" del Gobierno español a la hora de defender a la prensa

Actualizado 15/11/2010 12:09:23 CET

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) se ha quejado en una carta abierta a los gobiernos de Marruecos y de España de la "tibieza, lentitud y debilidad" con la que ha actuado este último a la hora de "condenar" la actitud del país vecino en el campamento saharaui de El Aaiún y "defender a los periodistas españoles".

"Nos llama la atención la tibieza, la lentitud y la debilidad del Gobierno español a la hora de condenar estos hechos, de defender a los periodistas españoles y de esmerarse en la defensa de las libertades y de los derechos humanos. Los periodistas han cumplido con su deber, los gobiernos no", señala la APM en la carta abierta.

La asociación de periodistas se queja de que el "maltrato" del gobierno marroquí con la prensa española "empezó por la limitación de sus movimientos, siguió con la suspensión de vuelos y de credenciales" y ha concluido con la "detención y expulsión" de periodistas de El Aaiún.

Para la APM, este comportamiento "revela el rostro más lamentable del régimen marroquí" y las "restricciones a la libertad que aplica, que retratan la debilidad de quienes las practican". En este sentido, afirma que "evitar el escrutinio de la prensa" y obstaculizar el trabajo de los periodistas es "un indicador evidente de que tratan de ocultar violaciones de los derechos y de las libertades de las personas".

Por su parte, la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión ha expresado su rechazo a las declaraciones del ministro de Comunicación y portavoz del Gobierno marroquí, Khalid Naciri, en las que acusa de racismo a los medios españoles.

Para el Presidente de la Academia de Televisión, Manuel Campo Vidal, "no hay racismo en la labor de los medios españoles, hay exigencia de información, de transparencia y de respeto a la libertad de expresión". "El mundo debe saber lo que pasa en el Sáhara y las cortapisas a la actividad periodística no deben producirse en un país que reclama respeto de la comunidad internacional", ha señalado el presidente de la institución.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies