Sáhara.- Diputada del PSOE propone suspender visados entre Marruecos y la UE

Actualizado 29/11/2010 14:22:39 CET

Recuerda que no todos los saharauis siguen al Polisario y aboga por facilitar el entendimiento entre Argelia y el Reino alauí

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

La diputada del PSOE Fátima Aburto, coordinadora del Intergrupo del Congreso sobre el Sáhara, es partidaria de suspender los visados entre Marruecos y la Unión Europea y considera que España no debería contribuir a que los distintos grupos saharauis se enfrenten entre sí, sino a facilitar el entendimiento entre Marruecos y Argelia sobre el Sáhara. También aboga por que nuestro país una esfuerzos con Francia para que las políticas de vecindad con el Sur no "queden relegadas" en favor de las que Europa quiere impulsar con los países del Este.

Aburto, quien fue desautorizada por el Grupo Socialista tras anunciar un texto conjunto de todos los grupos del Congreso que finalmente no salió adelante sobre el desalojo del campamento saharaui cercano a El Aaiún, hace estas propuestas en un artículo publicado en su página personal de Internet, recogido por Europa Press.

La diputada se pregunta que, si se está barajando suspender los visados entre Rusia y la UE, por qué no se puede hacer lo mismo "con Marruecos y el resto de países del Mediterráneo". Es más, subraya que "los riesgos de importar terroristas desde África no son mayores que los que comportan las mafias del Este" y que "ni siquiera los flujos migratorios" que vienen del Sur "comportan mas problemas".

"¿Son más extraños a los europeos los bellos caracteres de las escritura árabe que los caracteres cirílicos? Europa tiene sus raíces en África también y durante demasiado tiempo solo nos hemos acordado de sus materias primas", apunta Aburto, antes de advertir del riesgo de "persistir en guerras interpuestas que destrozan a gente inocente" y denunciar "prejuicios racistas que impiden un acercamiento emocional sincero a nuestros vecinos del Sur".

MÁS ALLÁ DEL POLISARIO

Respecto a la última polémica sobre el Sáhara, señala que, en lugar de acusarnos mutuamente de "inmoralidad, falta de memoria e insolidaridad", los españoles deberíamos "elevar un poco la mirada y enfocar al mismo tiempo a la región y a la gente".

Así, explica que, en el mejor de los casos, hay unos 300.000 saharauis independentistas, "obedientes al único interlocutor válido para Naciones Unidas, el Frente Polisario, una reliquia de la guerra fría que luchó (y ganó muchas veces por cierto) contra el Ejército español".

Pero también avisa de que "las tribus saharauis abarcan a varios millones de personas, que antes eran nómadas y que ahora viven entre varios países". "¿Porqué los españoles deberíamos contribuir a su enfrentamiento?", se pregunta, antes de advertir de que si se alienta ese enfrentamiento, se estará facilitando que "miles de personas continúen agotando su proyecto de vida en el desierto del Hamra y contribuyendo a la inestabilidad en el Sahel".

YA NO SE GANAN GUERRAS TERRITORIALES

Para Aburto, "el conflicto saharaui no deja de ser una de las últimas guerras interpuestas entre España y Francia o entre Marruecos y Argelia" y "hace mucho tiempo que no se ganan las guerras territoriales".

Por contra, según recalca, "la influencia en los países es mucho más eficiente con el diálogo y los negocios" y, por eso, defiende que es hora de "facilitar el entendimiento de los saharauis entre ellos mismos y entre Marruecos y Argelia, para que alguna vez se inicie una Unión por el Mediterráneo con un Magreb árabe unido en el desarrollo de todos sus pueblos y su culturas". "Francia y España deberían unir sus esfuerzos para que las políticas de vecindad con el Sur no queden más relegadas que las del Este", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies