San Segundo opina que en una comunidad con dos lenguas se debe garantizar la educación en ambas

Actualizado 02/02/2006 21:02:10 CET

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Educación, María Jesús San Segundo, subrayó hoy que todas las comunidades autónomas con dos lenguas deben garantizar educación en ambas, de manera que los usuarios de la educación reciba las competencias suficientes en los dos idiomas. Respondía así a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que se hizo pública ayer y que obliga a un colegio de Badalona a impartir clases de castellano en el ciclo de Primaria. Mientras, en el Parlament Catalán, el conseller primer de la Generalitat, Josep Bargalló, negó la existencia de una persecución del castellano en la comunidad.

La convivencia entre el castellano y el catalán en la red escolar de la Generalitat cobra de nuevo relevancia a raíz de una sentencia que se hizo pública ayer por la que el Tribunal Superior de Justicia Catalán obliga a un centro de Badalona a impartir clases de castellano a un niño de siete años y a ofrecer al menos cuatro horas de esta lengua en los cursos de Primaria. La sentencia responde a una denuncia del padre del menor en la que asegura que su hijo no recibe ninguna clase de castellano pese a ser su lengua materna, lo que viola la legislación vigente.

A la luz de esta decisión judicial, la ministra de Educación subrayó hoy que todas las administraciones tienen que cubrir las necesidades de todos los usuarios del sistema educativo de modo que "todos los informes tienen que reflejar que el sistema faculta a los alumnos para conseguir, en el caso concreto de Cataluña, las competencias suficientes en las dos lenguas". San Segundo pidió tranquilidad en ese sentido porque las administraciones educativas se encargan de analizar el cumplimiento de esa norma.

"Todas las administraciones cumplen las normas y además supervisan que los estudiantes del sistema educativo consigan las competencias que están previstas, en este caso en castellano y en catalán", argumentó. No obstante, se comprometió a mirar esta sentencia con detalle y adelantó que "se cumplirá".

En este contexto, el conseller primer de la Generalitat, Josep Bargalló, negó hoy que exista una persecución del castellano en Cataluña, aunque reafirmó su voluntad de cumplir la ley y "mantener el sistema de inmersión lingüística en los centros escolares". Según Bargalló, en la Cataluña del siglo XXI "es imposible vivir 24 horas en castellano o en catalán" y subrayó la obligación de la administración de formar ciudadanos competentes en ambos idiomas.

GIMNASIA EN CASTELLANO

El colegio demandado en este caso concreto explicó al padre del menor que no se impartían clases en catalán porque el barrio era castellanohablante y era necesaria una inmersión en catalán para contrarrestar esta realidad. Se argumentó además que el castellano se utilizaba en la clase de gimnasia y para los juegos.

El conseller primer hizo esas declaraciones tras ser interpelado por el diputado del PP Rafael López, quien acusó al Gobierno tripartito de aplicar la Ley de Política Lingüística por encima de los derechos y las libertades básicas de los ciudadanos. López criticó que se relegue el castellano al gimnasio y que cree anormalidades como la figura del coordinador lingüístico de interculturalidad y cohesión social en los centros escolares.

Ante estas acusaciones, Bargalló pidió al diputado hacer una inmersión en la realidad de Cataluña, que vaya por los colegios y las calles, que escuche las radios y lea los diarios catalanes para constatar la inexistencia de conflicto.

Desde las organizaciones sociales, aunque se instó a la Administración a cumplir la sentencia, se restó importancia a la cuestión por no ser un problema generalizado. El portavoz de la Confederación de Sindicatos de Trabajadores de Enseñanza (STES), Augusto Serrano, aplaudió la resolución judicial porque "los alumnos tienen derecho a educarse en la lengua que elijan", aunque reconoció que a veces "la Administración se guía más por criterios económicos que políticos", en referencia a la dificultad de hacer desdobles para educar en castellano.

SIN SEÑALES DE ALARMA

Por otro lado, la Federación Estatal de Trabajadores de la Enseñanza de UGT (FETE-UGT), igualmente se mostró confiada en que se cumpla la sentencia aunque "no ve elementos de alarma" sobre la enseñanza en Cataluña puesto que no es un conflicto general en todos los centros.

En la misma dirección se pronunció el Sindic de Greuges, Rafael Ribó, quien aseguró no haber recibido quejas por el uso del catalán en las escuelas en 2004 y 2005 y subrayó la excelente convivencia lingüística que hay en Cataluña entre ambas lenguas.