Schmidt (Google) asegura que con Internet será cada vez más difícil que los dictadores puedan esconderse

Eric Schmidt, Presidente Ejecutivo De Google
EUROPA PRESS
Actualizado 29/02/2012 17:41:36 CET

MADRID, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente ejecutivo de Google, Eric Schimdt, ha asegurado que con Internet será cada vez más difícil que los dictadores puedan esconderse y se ha referido a la "brutalidad" que estos días el mundo está observando en Siria por parte de Bashar Al Assad.

Schimdt, que ha participado este miércoles en Madrid en el evento de Google Big Tent, después de acudir este miércoles al Mobile World Congress en Barcelona, ha subrayado que será imposible acallar las voces que se alzan contra los dictadores y que las comunidades podrán organizarse más fácilmente contra ellos.

También ha advertido de que los gobiernos seguirán intentando restringir el acceso a la red y ha destacado que en la actualidad hay unos 40 países con censura mientras que hace una década había cuatro. Del mismo modo, ha puntualizado que 25 de los 125 países en los que opera Google tienen alguno de sus productos bloqueados. "Los gobiernos van a seguir intentándolo --ha dicho en un evento dedicado a la libertad de expresión en Internet--, pero no lo van a conseguir".

Igualmente, ha asegurado que los países podrán predecir mejor las crisis económicas porque cuentan con más información, al igual que los médicos podrán hacer mejores diagnósticos y los profesores impartir mejor la enseñanza.

De todos modos, al comenzar su intervención Schimdt ha puntualizado que la 'World Wide Web' (www) todavía "no es digna de su nombre" porque en el mundo hay 2.000 millones de personas conectadas de un total de 7.000. "Por cada persona conectada, hay dos que todavía no los está, que nunca han visto un vídeo en Youtube, que no han hecho una búsqueda en Google o que nunca han utilizado la 'nube'", ha explicado.

Por ello, ha advertido de la división digital en tres grupos. El primero, es el de "unos pocos privilegiados ultraconectados" para los que Internet sólo tiene dos límites: los de la ciencia y los que impone la ética. "En 2025 habrá redes ultrarápidas en la mayoría de las ciudades del mundo con velocidades de hasta 1 giga", ha aventurado, al tiempo que ha estimado que la ciencia-ficción empieza a hacerse realidad con programas como la traducción simultánea, los hologramas, la realidad vitual o los coches sin conductor.

El segundo grupo es el de la clase media que no tiene todo el acceso a la tecnología pero está abierto a ella y el tercero es "la mayoría" que aspira a estar conectada. Shmidt ha augurado que este tercer grupo se conectará básicamente a través de Smartphones que en doce años reducirán sus precios de 400 a 20 dólares y multiplicarán por 20 su velocidad. "Cambiará la relación que tienen las personas con el mundo", ha puntualizado.

Big Ten, que por primera vez se celebra en España, ha contado con la participación del expresidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra y la presidenta de Reporteros sin Fronteras España, Malén Aznárez, y ha sido clausurado por el secretario de Estado de Telecomunicaciones, Víctor Calvo-Sotelo.