La secretaria de Inmigración liga al final del verano el repunte de la presión migratoria en Melilla y costas andaluzas

Actualizado 30/10/2012 12:36:59 CET

CEUTA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general de Inmigración y Emigración, Marina del Corral, asegura que el Gobierno de España afronta "con tranquilidad" el repunte de la presión migratoria registrado durante los últimos días sobre Melilla y las costas andaluzas y ha ligado este aumento del intento de entradas irregulares con "el final del verano".

"Están intentando aprovechar las últimas jornadas de bonanza climatológica, pero hay mecanismos para afrontarlo y la ayuda presta para recogerlos; los medios son suficientes y estamos volcados con la ayuda humanitaria porque no queremos que la gente fallezca sin más", ha ampliado.

En una breve comparecencia este martes ante los periodistas en Ceuta, junto al delegado del Gobierno en la ciudad autónoma, Francisco Antonio González Pérez, la alto cargo ministerial ha asegurado "no saber" a qué se debe el hecho de que la presión migratoria sobre esta ciudad permanezca estable mientras se ha multiplicado en Melilla. "Quizá sea la orografía del terreno o la involucración de las personas responsables en el lado marroquí, porque lo cierto es que en este lado del Norte de África el apoyo y la ayuda del Reino alauita está siendo excepcional", ha opinado el delegado.

González Pérez ha asegurado incluso que si ha habido algún cambio en la colaboración con el país vecino ha sido a mejor: "Lo único que ha cambiado en la relación bilateral con Marruecos es que ahora ellos también están lanzando sus patrulleras al agua para cooperar", ha resaltado.

Del Corral, que llegó este lunes por la tarde a Ceuta procedente de Tánger, ha negado que su visita a Ceuta se deba a la coyuntura migratoria de estos días y se ha confesado "gratamente sorprendida" por el funcionamiento del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) local, que actualmente acoge a 439 indocumentados, 70 por debajo de su capacidad máxima operativa.

"Ceuta es un enclave singular, una ciudad fronteriza aislada de la Península por un brazo de mar en la que queríamos conocer de cerca la realidad de la inmigración, y me llevo una impresión muy grata por la involucración de todos los trabajadores del CETI en la atención a los inmigrantes y por la disposición de estos a aprender", ha resumido.

La secretaria general también ha alabado la "estrecha colaboración" de Marruecos en lo que al control de la llegada de Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) a Ceuta, "el asunto que más preocupa al Ejecutivo local", se refiere. "He informado al presidente de la Ciudad [Juan Vivas, PP] de que estamos trabajando en la prevención con diferentes acuerdos con los países de origen, entre ellos Marruecos", ha apuntado.

Para terminar, tanto Del Corral como González Pérez se han negado a valorar las denuncias sobre supuestos malos tratos a los inmigrantes irregulares en el país vecino vertidas por ONG's como Médicos Sin Fronteras: "El Gobierno de España no va a interferir, desde ningún estamento, en la actuación de un país democrático que celebra elecciones democráticas y tiene todos sus órganos reconocidos internacionalmente: si hay denuncias serán como las que, a veces, también se producen en nuestro país y son oportunamente respondidas por nuestro Gobierno", ha dejado claro el delegado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies