Seis de cada diez españoles no realiza paradas durante el viaje en coche si llevan a un niño dormido

Publicado 16/07/2018 14:13:50CET

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

Seis de cada diez españoles asegura que alarga el rato de conducción en coche en un viaje, llegando incluso a hacer el trayecto del tirón, si su hijo pequeño se ha quedado dormido. De este modo, priorizan su tranquilidad y la reducción del estrés provocado por los niños durante el viaje, frente a la necesidad de hacer paradas de descanso.

Así lo pone de relieve una encuesta realizada por Trive ('https://gotrive.com/'), marketplace multimarca de vehículos nuevos en España. Según el estudio, el coche sigue siendo el medio de transporte más cómodo a la hora de viajar con niños para el 72% de los padres. El 15% prefiere desplazarse en avión, un 12% en tren y solo el 1% opta por el autobús.

La encuesta también indica que la mitad de los encuestados asegura realizar paradas cada hora para hacer frente a los mareos, el aburrimiento y el hambre de los más pequeños. El 45% consigue alargar el camino y parar lo que las medidas de seguridad y descanso requieren, y hasta un 5% asegura detenerse solamente si no queda más remedio.

En este sentido, los datos también muestran cómo casi el 40% aprovecha para salir de viaje justamente durante las horas que, por rutina, suelen ser las del sueño de los más pequeños.

Asimismo, el estudio destaca que llevar niños en el coche convierte a los españoles en mejores conductores, pues según el análisis, los conductores toman mayores medidas de precaución cuando llevan a sus hijos en el coche. De hecho, seis de cada diez aseguran reducir la velocidad, aumentar los niveles de atención, evitar distracciones o comprobar que el coche está a punto antes de echarse a rodar, frente al 42% que asegura haber sido precavido siempre y no haber cambiado su conducta.

Con respecto a las principales incomodidades según los encuestados a la hora de mantener la atención al volante, destacan, por orden, la gran cantidad de bultos y maletas que gestionar (60% de los encuestados), las rabietas y peleas derivadas del aburrimiento (40%), la necesidad de buscar formas de entretener a los pequeños hasta el punto de que se agote la imaginación (34%) y los mareos y vómitos durante el desplazamiento (32%), entre otros.

La encuesta también revela que siete de cada diez de los encuestados asegura preferir que los niños aguanten el trayecto sin usar dispositivos tecnológicos y, por tanto, recurrir a juegos tradicionales como alternativa, aunque para el otro 25% los dispositivos electrónicos, sobre todo la tablet, se han convertido en el modo más socorrido para distraer a los pequeños.

Por último, el estudio refleja otros datos como que hasta la mitad de los encuestados ha tenido que renunciar a sus gustos musicales para poner en el coche bandas sonoras de dibujos y canciones infantiles, frente al 23% que dice procurar buscar canciones adultas que gusten a los niños, y el otro 23% que para no tener que hacerlo, les ofrecen alternativas como los dispositivos móviles.