Miles de cofrades desfilan en Valladolid en la procesión general de la Sagrada Pasión

Actualizado 02/04/2010 22:06:18 CET

VALLADOLID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

Miles de cofrades desfilaron en la tarde de hoy, Viernes Santo, en Valladolid en la procesión general de la Sagrada Pasión del Redentor, considerada fiel representación de la Pasión y Muerte de Cristo, desde la Sagrada Cena hasta el Entierro en el Santo Sepulcro, que desfilan precediendo a Nuestra Señora de las angustias.

En la procesión general, la más importante de todas las que se celebran en Valladolid y la de mayor interés artístico e iconográfico de España participaron 19 cofradías que acompañaron a los 32 pasos, que representan las escenas más destacadas del Nuevo Testamento.

Obras de Gregorio Fernández, Juan de Juni y otros escultores de la escuela castellana, iluminadas tenuemente y al sonido de tambores y trompetas recorrieron las calles céntricas de la ciudad, en una de las escenas más sobrecogedoras de la Semana Santa española.

El recorrido comenzó en la iglesia penitencial de Nuestra Señora de Las Angustias, desde donde se dirigió por la Bajada de la Libertad, Fuente Dorada y Ferrari hasta la plaza Mayor, donde se instalaron unas gradas para que se pudiera contemplar la escena en uno de los momentos de mayor recogimiento.

SALVE POPULAR Y BENDICIÓN DEL ARZOBISPO EN LAS ANGUSTIAS

La procesión general, una de las que despierta una mayor expectación entre los vallisoletanos y visitantes, que desde horas antes de su comienzo ocupan las aceras de las calles por donde discurre, se encaminó después hacia la Plaza de Zorrilla y, por Miguel Íscar, discurrió hacia la plaza de España y la calle Duque de la Victoria, desde donde se dirigió a la plaza Cánovas del Castillo, lugar donde finalizó el acto religioso.

Sin embargo, los vallisoletanos devotos tuvieron aún que cumplir con un nuevo ritual, en la iglesia de Nuestra Señora de las Angustias, donde una Salve popular despidió a la imagen de la Virgen, que queda en silencio hasta la alegría de la Pascua.

La procesión general puso fin a dos días de intensa devoción en Valladolid, cuyas calles acogen, entre el Jueves Santo y el Viernes Santo, quince procesiones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies