La oposición acusa a Baltasar de "engañar" al Parlament y dice que carece de "credibilidad"

Actualizado 09/04/2008 21:21:01 CET

BARCELONA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los principales partidos de la oposición del Govern, CiU y PP, acusaron hoy al conseller de Medio Ambiente y Vivienda, Francesc Baltasar, de haber "engañado" al Parlament al ocultar y negar antes de las elecciones el trasvase del Segre y consideraron que carece de "credibilidad" por las "contradicciones" que creen que presenta sus medidas sobre la gestión de la sequía.

El diputado de CiU y ex conseller de Medio Ambiente Ramon Espadaler acusó al conseller Baltasar de haber "engañado" al Parlament, a los ciudadanos y al territorio al defender la cultura del agua, basada en la crítica a los trasvases por su propuesta de hacer una captación de agua del río Segre hasta el Llobregat.

Así, criticó la propuesta de extraer 1,5 metros cúbicos por segundo desde octubre hasta mayo del río Segre, que, según afirmó tiene un caudal actualmente que permite "atravesarlo a pie".

Por ello, criticó que de las medidas propuestas para solucionar el problema de sequía "ninguna" responde a la nueva política del agua, y consideró que el "Govern tiene más contradicciones que soluciones" en esta materia.

PP: "RÍDICULO" INTERNACIONAL.

El diputado del PP Santi Rodríguez apuntó la "falta de credibilidad" del conseller, asegurando que el propio presidente del Govern, José Montilla, pide "informes al margen de su Conselleria". Según añadió, Baltasar provoca la "risa de medio mundo", por lo que lamentó el "ridículo" que está haciendo pasar a Catalunya. "Estamos haciendo de un modo importante el ridículo", dijo apuntando a la imagen internacional que dará la llegada de barcos con agua al Puerto de Barcelona.

Rodríguez apuntó que el debate sobre la sequía no debe ser con el conseller, sino con el presidente Montilla "al más alto nivel"; y rechazó el anuncio de crear una Mesa Nacional sobre la Sequía. "Siempre que hay algún problema, lo primero que hacen ustedes --el Govern-- es crear Mesas Nacionales", ironizó.

GRUPO MIXTO.

El diputado del grupo mixto José Domingo apuntó que en los últimos años se pensó que "el milagro de la lluvia solucionaría la sequía". "Ahora nos presentan el milagro de la Mesa Nacional, que tampoco lo solucionará", dijo.

Domingo (C's) recordó la ocultación del trasvase del Segre tanto del conseller Baltasar como de la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona. Además, se unió a las consideraciones de falta de credibilidad apuntadas por el PP.

APOYO DEL GOVERN.

Por otro lado, los partidos del Govern, mediante el diputado socialista Jordi Terrades y la republicana Laura Vilagrà, celebraron el anuncio de la creación de una Mesa Nacional de la Sequía, que incluya a los grupos parlamentarios y a los actores territoriales, sociales y académicos implicados en el tema.

Tanto PSC como ERC se mostraron contrarios a los trasvases estructurales, pero admitieron la medida. Por su parte, Vilagrà consideró que el del Segre "no es la mejor opción" por los conflictos territoriales que conlleva; mientras que Terrades señaló la "obligación del Gobierno de estudiar todos los escenarios posibles", por lo que no rechazó emprender "medidas muy puntuales que nos ayuden a salir de la situación".

Vilagrà explicó que la propuesta republicana no contempla "medidas estrellas", como el trasvase del Segre, sino que apuesta por una reducción en el consumo doméstico, industrial y agrícola y por el fomento de la reutilización. "Esa sí que es la auténtica cultura del agua", dijo.

Por su parte, el diputado ecosocialista Daniel Pi apuntó que el debate debe centrarse en garantizar el suministro y en medidas a corto plazo. Así, apostó por abandonar "cualquier debate más partidista", y aseguró que su partido sigue "bien orgulloso de la nueva cultura del agua". Defendió las medidas adoptadas por el conseller Baltasar, también de ICV-EUiA, y advirtió de que algunas no fueron "fáciles" de emprender.