¿Es sexita El Pequeño Senado?

Pequeño Senado
SENADO
Publicado 13/11/2017 19:14:49CET

   MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La senadora de Nueva Canarias (NC), María José López Santana, ha registrado este lunes 13 de noviembre una moción en la Comisión de Igualdad del Senado para corregir el "sesgo retrógrado y sexista" que, según denuncia, se haya en el contenido de El Pequeño Senado , un espacio ubicado en la web de la Cámara Alta dedicado a ilustrar y exponer qué es el Senado, su composición y funcionamiento a niñas, niños y adolescentes.

   A juicio de la parlamentaria nacionalista de izquierdas, "todas las labores de acción y ejecución, así como los papeles de autoridad, están reservados a los hombres mientras que las mujeres sólo aparecen en un segundo plano, sin llevar a cabo ni protagonizar ninguna acción de las mencionadas en las tareas asignadas al cometido habitual del Senado".

   Como ejemplo, en la iniciativa se pone de manifiesto que El Pequeño Senado se incluye un corto e animación, 'Irene y Dodó', en el que la persona que debe ser instruida en el funcionamiento de la Cámara Alta es una niña, mientras que quien el guía es un hombre, un ujier, y el presidente del Senado es, de nuevo, un hombre.

   En el texto se hace también mención especial dos de los 'juegos interactivos': en 'El poder de la palabra' el protagonista es un senador (hombre), dando un discurso; en 'Toma buena nota' se muestra a una taquígrafa (mujer) sentada ante su máquina. Sobre este último, se recuerda que "los perjuicios que dictan quién debe ejercer según qué profesiones por razones de sexo se empezaron a derribar hace mucho tiempo.

   "De hecho, hasta el año 1964, el oficio de taquígrafo era ejercido exclusivamente por hombres, una realidad que se invirtió por completo con posterioridad. Sin embargo, en la realidad los cuerpos de Redactores, Taquígrafos y Estenotipistas los componen personas de ambos sexos", advierte.

   López Santana advierte de la relevancia de estos materiales didácticos porque "los poderes públicos tienen la obligación de educar en la igualdad y no deberían publicitar contenidos en los cuales se perpetúan los roles de sexo que normalizan y legitiman la desigualdad".

   En este sentido, considera que es especialmente grave que esta imagen sexista se dé en un contenido dirigido a niñas y niños "que accederán y se formarán una primera idea de lo que es ser senadora o senador a través de esta página, interiorizando subliminalmente una visión machista de la institución".