Sinde afirma que "no podía haber tomado otra decisión" sobre el Pepri

González-Sinde
EP
Actualizado 28/03/2010 21:29:04 CET

VALENCIA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, manifestó este domingo que su departamento "no podía haber tomado otra decisión mas que la que ha tomado" al declarar acto de expolio las actuaciones derivadas del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) del Cabanyal-Canyamelar y obligar a suspender la ejecución de este proyecto.

Además, señaló que "es un momento de pensar en el futuro" y "en cómo hacer de este barrio, un barrio en el que haya un movimiento más constructivo y no un movimiento destructivo".

González-Sinde se pronunció así en declaraciones a los periodistas tras visitar el barrio como respuesta a la carta de invitación de la plataforma vecinal Salvem el Cabanyal, con quienes mantuvo un encuentro en el que estuvo acompañada por el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, y la portavoz del grupo municipal socialista, Carmen Alborch.

A la salida de la reunión, Alborch le presentó a los ocho concejales 'populares' que esperaban fuera, quienes trasladaron su "malestar" a la ministra y se sumaron al recorrido por las calles José Benlliure, Escalante y plaza doctor Lorenzo de la Flor.

En concreto, asistieron Miquel Domínguez, Alfonso Novo, Silvestre Senent, Lourdes Bernal, Beatriz Simón, Emilio del Toro, Francisco Lledó y Jorge Bellver, quien acusó a la ministra de "despreciar a la alcaldesa de Valencia y a una buena parte de los valencianos que están de acuerdo con este proyecto" por visitar el barrio con "vecinos que representan una sola postura" un día después de rechazar la invitación de Barberá, algo que consideró "absolutamente intolerable".

"ÁNIMO DE COLABORAR Y DE ESCUCHAR"

Al ser preguntada por esta cuestión, González-Sinde señaló que "hay que trabajar siempre con un ánimo de colaborar y de escuchar" y comentó que, cuando Barberá la invitó el sábado a acompañarla al barrio en la jornada inaugural del V Encuentro España África Mujeres por un mundo mejor, "la alcaldesa no estaba en un ánimo tan sereno" como para hacerlo "con un ámbito constructivo, sino que quizá fue un poco demasiado vehemente en sus peticiones", dijo.

Así, estimó que "habrá momentos mejores" para reunirse "con más serenidad y abordar el futuro que merecen los vecinos de este barrio de manera positiva", al tiempo que aseguró haber "saludado con mucho gusto" a los ediles del PP y se mostró dispuesta a, si lo piden formalmente, mantener un encuentro con ellos "cuando lo estimen adecuado, dentro de un espíritu siempre de colaboración, constructivo y de trabajar por el futuro de Valencia".

La titular de Cultura sostuvo que El Cabanyal "es un barrio que es uno de esos modelos de cómo la rehabilitación puede ser una vía de desarrollo y de futuro" y destacó que los vecinos han realizado una "apuesta muy valiosa" por su conservación.

"Creo que es un momento de pensar en el futuro y pensar en cómo hacer de este barrio un barrio en el que haya un movimiento más constructivo y no un movimiento destructivo", insistió la ministra tras realizar un breve recorrido por algunas de las calles del conjunto declarado Bien de Interés Cultural (BIC), al término del encuentro que mantuvo con Salvem el Cabanyal, que tildó de "muy positivo".

INFORMES "CONTUNDENTES"

En cuanto a la supuesta existencia de un informe del Ministerio de Cultura favorable al plan, González-Sinde aseguró haber tomado la decisión de dictar la orden que obligaba a paralizar el Pepri "en base a informes técnicos de organismos consultivos independientes, como son la Academia de la Historia, la Academia de Bellas Artes, el Colegio de Arquitectos y el Museo Nacional de Cerámica, entre otros" y recalcó que "esos informes son contundentes". "No podía haber tomado otra decisión mas que la que ha tomado", sentenció.

La visita de la ministra al barrio valenciano también congregó a numerosos vecinos que increparon a los ediles 'populares' y les acusaron de no haber aceptado reunirse con ellos "en doce años", a lo que Bellver replicó que "la alcaldesa ha hablado con todo el mundo que tiene algo que ver con El Cabanyal" y negó esas acusaciones.

Por su parte, Carmen Alborch defendió que "es normal" que la ministra aceptara reunirse con este grupo vecinal, dado que fue "el primero que hace doce años planteó la primera reivindicación ante los tribunales" y también "el primero en invitarla" a visitar el barrio, al tiempo que criticó que Rita Barberá la invitó a hacerlo "de una forma extemporánea".

"AMENAZAS E IMPROPERIOS" DE BARBERÁ

En la misma línea, Jorge Alarte valoró la actuación de la ministra y consideró "absolutamente escandaloso que la alcaldesa de Valencia invite a la gente a base de amenazas e improperios", puesto que "eso no es la manera de invitar a nadie", sentenció.

Ratificó asimismo las palabras de la portavoz municipal y expresó su "apoyo incondicional" a la tarea de Alborch "en la defensa de este barrio", aunque recalcó que "el mérito no es de la valentía de la ministra, ni de la valentía de Carmen Alborch, sino de los ciudadanos que defienden este barrio y otro modelo de ciudad que es posible".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies