Sistach será administrador apostólico de la diócesis hasta el relevo el 26 de diciembre

 

Sistach será administrador apostólico de la diócesis hasta el relevo el 26 de diciembre

El arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach
EUROPA PRESS
Publicado 06/11/2015 15:22:27CET

Asegura que la relación entre Cataluña y el Vaticano es buena

BARCELONA, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

El hasta ahora obispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, ha sido nombrado por el Papa Francisco como administrador apostólico de la diócesis de Barcelona hasta el 26 de diciembre, cuando será relevado por el obispo de la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, Juan José Omella.

En rueda de prensa este viernes, Sistach, ha anunciado que en diciembre irá a vivir a la Residencia Sacerdotal de Sant Josep Oriol en Barcelona, donde mantendrá su trabajo como miembro de diferentes dicasterios romanos y manteniendo el cargo vitalicio de Cardenal.

El obispo se ha despedido después de casi 12 años en la diócesis, donde ha hecho un trabajo que lo ha "llenado de gozo", y cuando se cumplen más de tres años de su renuncia al cargo por edad.

En la residencia vivirá con 70 sacerdotes, a los que ha asegurado que conoce y tiene estima, en una habitación idéntica a las demás: "El problema será cómo meto todos los libros y las revistas", ha bromeado.

"Me da mucha satisfacción cómo me han tratado los diocesanos, su colaboración y participación", ha reconocido, y ha puesto como ejemplo que las parroquias han aceptado todos los nombramientos que ha propuesto.

LA SAGRADA FAMILIA DE GAUDÍ

Sobre su legado, Martínez ha destacado su interés por el arquitecto Antoni Gaudí y la apertura de las naves de la basílica de la Sagrada Familia, que "curiosamente celebra ahora el quinto aniversario" de la apertura y la visita del Papa Benedicto XVIII.

También ha mencionado las reformas realizadas en el edificio del Arzobispado, unas reformas "desde los cimientos hasta los tejados, que han recuperado 900 metros cuadrados sin dejar déficit en los ejercicios económicos", así como las ayudas a las parroquias que tenían menos ingresos.

CONFIANZA PLENA EN EL PAPA

El obispo ha revelado que, para él, "lo importante es la diócesis, el obispo es el maquinista, y el cambio de maquinista no tiene que parar el tren", por lo que ha tratado de que haya una continuidad con el nuevo obispo, a través de los cuatro planes episcopales que ha realizado.

También ha hecho constar su "confianza plena" en el papa Francisco, la misma que tuvo cuando lo nombró en 1887 el papa Juan Pablo II y que también tiene acerca del nuevo nombramiento del que ha asegurado que será un buen obispo.

Sobre la relación de Cataluña con el Vaticano ha asegurado que es muy buena, y ha puesto como ejemplo de que, en los cuatro años que lleva el actual Papa, se ha reunido con él cuatro veces, y ha bromeado sobre la anécdota de que una vez hasta lo llamó por teléfono: "¡Estaba en medio de la calle y no sabía si arrodillarme! El papa Francisco tiene estos detalles".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies