Un sistema de rescate de víctimas de accidentes que reduce un 50% las muertes y lesiones de médula

Sistema para evacuar víctimas de accidentes de autobús, E-Rescue
E-RESCUE
Publicado 23/05/2017 19:30:22CET

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

Un ingeniero industrial español ha patentado un sistema "similar al de los aviones", pero para el rescate de víctimas de accidentes de autobús, que permite reducir en un 50% las muertes y las lesiones irreversibles de médula, ya que los heridos no sufren en la manipulación y traslado a una camilla.

Así lo ha asegurado a Europa Press el portavoz de la compañía constituida para la patente, E-Rescue, nombre también con el que se ha denominado el invento, que será presentado este miércoles 24 de mayo en la Feria Internacional del Autobús, en Ifema (Madrid), donde se realizarán demostraciones.

Sergio Rico es el autor de este proyecto, en el que ha estado investigando durante diez años, con la colaboración de expertos en ingeniería y en diseño. Además de ingeniero, Rico ha trabajado como técnico de urgencias y emergencias durante tres años.

Otra de las novedades de este invento es que permite reducir la evacuación a 30 minutos, frente a las dos horas de media que se suele tardar para este procedimiento, algo "inimaginable", según recuerda parte del equipo de E-Rescue.

Se trata de un sistema integrado en los asientos del autobús, de tal manera que los profesionales de rescate pueden inmovilizar al ocupante contra su butaca (respaldo y base del asiento) y liberar el asiento completo para trasladar así al conjunto 'paciente-butaca' hasta la atención médica de la forma más segura y rápida posible.

Asimismo, no requiere modificar las butacas ya existentes, ya que puede implantarse tanto en flotas ya en circulación como en autobuses de nueva producción.

E-Rescue está patentado en la Unión Europea, Estados Unidos y Japón, y cuenta con la certificación AENOR UNE26107. Además, ha sido avalado por la Dirección General de Tráfico (DGT), el SUMMA 112, la Asociación Española de Profesionales de la Automoción (ASEPA) y el SAMUR, entre otros.

En concreto, el sistema cuenta con un mecanismo de anclaje para los asientos que permite separar la butaca de la base e incluye unas cinchas para inmovilizar las piernas, un arnés para inmovilizar el eje cabeza-cuello-columna, y un collarín cervical multitalla. Estos tres elementos quedan ocultos en un compartimento cerrado situado bajo las butacas, y la apertura de la tapa sólo se realiza en caso de emergencia.

Según el equipo de E-Rescue, tanto profesionales del sector del transporte de pasajeros como instituciones y asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico y de lesionados modulares, apoyan el proyecto.

Por el momento, el sistema no se ha lanzado el mercado, pero los creadores de E-Rescue esperan que muy pronto se implante a gran escala en autobuses y autocares, lo que impulsará también su futura incorporación a los turismos. De hecho, según asegura a Europa Press el portavoz, ya se está preparando una fábrica en Guadarrama (Madrid) para iniciar la producción de este sistema antes del verano.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies