Los sordociegos piden en el Congreso que Ley de la Lengua de Singos reconozca su específica condición y necesidades

 

Los sordociegos piden en el Congreso que Ley de la Lengua de Singos reconozca su específica condición y necesidades

Actualizado 10/05/2006 12:37:02 CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación de Sordociegos de España (ASOCIDE), Daniel Álvarez, reclamó hoy en el Congreso que la futura Ley de la Lengua de Signos y medios de apoyo a la comunicación oral, actualmente en tramitación en el Congreso, tenga en cuenta la condición de este colectivo como discapacidad específica y contemple sus específicas necesidades.

Álvarez, que compareció ante la Comisión de Trabajo y Asuntos Sociales de la Cámara Baja para informar sobre el proyecto de Ley que regula esta cuestión, explicó que no se puede considerar a los sordociegos como un subgrupo dentro de las personas sordas y que la redacción actual de la norma puede llevar a confusión.

Su discapacidad hizo necesaria que la comparecencia se celebrase ayudado por dos intérpretes que trasladaban la comunicación oral del presidente de ASOCIDE a la sala, así como las preguntas de los parlamentarios al mismo a través de la Lengua de signos apoyada (contacto táctil).

Entre las necesidades concretas que la Ley debería contemplar, según comentó, se encuentra una mejor definición del colectivo, la inclusión del 'guía intérprete' (intérprete de la lengua de signos con formación de lengua de signos reducida (adaptada al campo visual) y apoyada (táctil) como profesional y la inclusión del 'mediador' (contacto del sordo-ciego congénito con el entorno y facilitador de estímulos externos) como profesional de especial relevancia.

CENTRO DE REFERENCIA NACIONAL

Asimismo, subrayó la necesidad de un Centro de Referencia Nacional que investigue la situación del colectivo, dada su dispersión, y la inclusión en el Centro de Normalización Lingüística de profesionales conocedores de los sistemas de comunicación de los sordociegos.

Durante su intervención, Álvarez también explicó que es necesario actualizar el censo de este colectivo porque aunque en la actualidad las estadísticas hablan de unas 1.300 personas sordociegas en España, este dato está obsoleto. El tramo de edad más numeroso se sitúa en la franja entre 25 y 65 años.

"Los avances médicos han influido en el aumento de la población sordociega porque hoy en día nacen niños que antes no sobrevivían --comentó--. Igualmente, el alargamiento de la esperanza de vida hace que cada vez haya más sordociegos mayores de 65 años".

El presidente de ASOCIDE también explicó que existen cuatro variantes de esta discapacidad: un 10 por ciento sordociegos congénitos (nacen con ambas discapacidades y no han tenido nunca estímulos visuales o auditivos); un 40 por ciento tienen sordera congénita con adquisición posterior de la ceguera (generalmente en la adolescencia por el desarrollo de retinosis pigmentaria); otro 40 por ciento son ciegos congénitos que sufren discapacidad auditiva posteriormente; y un 10 por ciento nace sano y adquiere ambas discapacidades posteriormente. En este último grupo se encuadra el presidente de ASOCIDE.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies