Miles de personas, entre ellos multitud de niños, acompañan a 'La Borriquilla' por el centro de Valladolid

Actualizado 28/03/2010 16:43:43 CET

VALLADOLID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

Miles de personas, entre ellos multitud de niños, participaron hoy en la procesión de las Palmas de Valladolid con el paso 'La entrada triunfal de Jesús en Jerusalén', más conocido como 'La Borriquilla', como protagonista conducido por su cofradía titular de la Santa Vera Cruz y acompañado por las secciones infantiles del resto de las cofradías de la ciudad.

Las calles del centro de la ciudad por las que discurrió la procesión, con inicio en la Santa Iglesia Catedral y término en la Iglesia Penitencial de la Santa Vera Cruz, estaban abarrotadas de familias que acudieron a presenciar el paso y de niños que, además de las palmas, portaban globos de personajes de dibujos animados como Bob Esponja o Mickey Mouse, algunos de los cuales salieron volando hacia el cielo.

Entre los asistentes se encontraban un gran número de niños que agitaban sus palmas y ramos de olivo y hacían sonar sus carracas al paso de 'La Borriquilla' y de las distintas cofradías, algunas de ellas con bandas de cornetas y tambores o de dulzainas que interpretaban canciones como el 'Cristo del Amor', la 'Virgen de la Paloma o las 'Sagradas vestiduras', entre otras.

Especialmente concurrida estaba la Plaza Mayor de la capital, cuyas gradas y espacio central estaban repletos de personas que esperaban pacientemente la llegada del paso y de las secciones infantiles de las 19 cofradías de Valladolid, integradas por los cofrades menores de 14 años.

En primer lugar desfilaron los jóvenes miembros de la Cofradía del Santo Cristo del Despojo seguidos de, entre otras, las de Nuestro Padre Jesús Resucitado, del Santo Sepulcro o de la Exaltación de la Santa Cruz y Nuestra Señora de los Dolores. El desfile lo finalizó la Cofradía de la Vera Cruz, en cuya iglesia acabó la marcha.

'La Borriquilla' llegó a la Iglesia de la Vera Cruz pasadas las 13.45 horas, a través de una calle Platerías repleta de personas que agitaban sus palmas y ramos. Varios cofrades giraron el paso para que quedara colocado de cara al público mientras el cardenal Carlos Amigo, natural de Medina de Rioseco, se dirigía a los asistentes.

"MUCHA ALEGRÍA" POR ACOMPAÑAR A JESÚS

En su discurso, el prelado, desde el balcón del templo, mostró "mucha alegría" por haber podido acompañar a 'La Borriquilla' y a Jesús que hoy llegó a Valladolid "igual que un día llegó a Jerusalén".

Asimismo, aseguró que la gente estaban "llenos de alegría" pero "no porque sea un día de fiesta" sino porque ven que Jesucristo "es bueno". "¡Qué contentos están tus padres hoy porque te ven a ti feliz", añadió.

"Este es nuestro camino", continuó mientras las miles de personas levantaron las palmas y empezaron a agitarlas para recibir a Jesucristo quien, según Carlos Amigo, hace a la gente "ser cada día mejor".

Además, el arzobispo emérito de Sevilla incidió en "lo más grande" que tienen los católicos, en referencia a Jesús y a la Semana Santa, y destacó que la capital vallisoletana lo recibió "con la mayor alegría".

Finalmente, Amigo dio la bendición a los asistentes y pidió a los más pequeños que la lleven a sus abuelos y a aquellos que, por alguna enfermedad, no pudieron acudir a la procesión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies