La subdelegada en Alicante asegura que la llegada de dos inmigrantes en los bajos de un autobús es un caso excepcional

 

La subdelegada en Alicante asegura que la llegada de dos inmigrantes en los bajos de un autobús es un caso excepcional

Actualizado 17/06/2009 15:33:38 CET

ALICANTE, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La subdelegada del Gobierno en Alicante, Encarna Llinares, aseguró hoy que la llegada ayer a Sax (Alicante), de dos jóvenes inmigrantes que presuntamente viajaron desde Marruecos ocultos en los bajos de un autobús, es un caso "excepcional y circunstancial", y lamentó que "la gente tenga que venir jugándose la vida".

Al término de la presentación hoy del dispositivo de seguridad establecido con motivo de las Hogueras de San Juan en Alicante, a preguntas de los medios de comunicación, Llinares confirmó que uno de los dos jóvenes fue detenido rápidamente, pero el otro consiguió darse a la fuga.

Los hechos se produjeron sobre las 14.00 horas de ayer, en las inmediaciones de la estación de servicio de La Colonia de Santa Eulalia, en el término municipal de Sax, cuando un autobús procedente de Marruecos paró para repostar, y los clientes de la estación vieron salir a dos jóvenes de los bajos del vehículo.

La Guardia Civil acudió al lugar del suceso y emprendió su búsqueda, lo que permitió localizar y detener a uno de los jóvenes para ponerlo a disposición de la brigada de Extranjería de la Comisaría de Elda-Petrer, según confirmaron fuentes cercanas al caso.

El comisario jefe del Cuerpo Nacional de Policía en la provincia de Alicante, Enrique Durán, explicó que "no hay ningún dispositivo especial encaminado a detener al inmigrante irregular" que consiguió huir, sino que se han establecido las "medidas de búsqueda generales" para estos casos.

Así, explicó que se lleva a cabo "una búsqueda relativa: no hay un número de agentes elevado ni cualificado buscando a un inmigrante que ha entrado irregular", sino que, "en el momento en que se le detecte en algún sitio, se le pida la documentación y no la porte, será detenido".

Por su parte, Encarna Llinares consideró que lo ocurrido con estos dos jóvenes "es una cuestión excepcional y circunstancial, como lo es que lleguen inmigrantes ilegales con embarcaciones".

"Son excepcionales, y nosotros lamentamos que la gente tenga que venir jugándose la vida, buscando un futuro mejor", señaló, para remarcar a continuación que las autoridades y las fuerzas de seguridad son "claras en ese sentido".

"Para nosotros son personas e intentamos que en el momento que entren, darles las mejores condiciones, pero también teniendo muy claro que tenemos que cumplir la legislación", insistió.

Llinares recordó que "por eso lo que está haciendo el Gobierno son convenios de colaboración en los países de origen, para que no tengan que venir, y si vienen, mediante un convenio, repatriarlos".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies