Unas 200 hectáreas de cultivo de 50 explotaciones de Adra (Almería) se ven anegadas por el agua

Invernadero anegado
COAG
Actualizado 28/12/2010 15:13:56 CET

ADRA (ALMERÍA), 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

Unas 200 hectáreas de invernadero situadas en la zona de Las Albuferas, en Adra (Almería), se han visto anegadas por el agua acumulada durante los últimos días de precipitaciones y que no ha sido evacuada por un sistema de tuberías existente, debido a que se encontraban obstruidas y "no tenían capacidad" para absorber todo el líquido, de forma que ha perjudicado medio centenar de superficie cultivada principalmente por calabacín y pimiento.

Así lo ha indicado a Europa Press el coordinador provincial de COAG, Andrés Góngora, quien este martes ha vuelvo a visitar la zona en donde se ha visto con el concejal de Agricultura y Medio Ambiente de Adra, Francisco López, a quien ha expuesto el problema surgido por la acumulación de agua y la falta de capacidad de las tuberías de desagüe, afectadas en parte por la arena de la playa cercana.

En este sentido, se ha abordado la posibilidad de trabajar en los próximos días para dar a las tuberías una boca mayor e incluso, de que éstas sean levantadas ante nuevas lluvias para que el agua salga de forma natural según su cauce hasta la playa, una posibilidad para la que el Ayuntamiento de Adra cuenta con los permisos oportunos, según Góngora.

El coordinador provincial de COAG ha trasladado la "preocupación" de los vecinos en torno a la posibilidad de perder sus cosechas, por lo que ellos mismos han ofrecido parte de sus terrenos para crear un nuevo desagüe en la parte suroeste que contribuya a aliviar el agua en caso de una nueva subida repentina del nivel de la albufera, un aspecto para el que es necesario el permiso de la Consejería de Medio Ambiente y que, según COAG, constituye una "buena alternativa".

El agua, que en esta ocasión ha llegado a alcanzar cerca de un metro de altura, podría llegar a afectar las explotaciones de unos 250 agricultores, ya que el paraje se divide en dos zonas, una alta y otra baja, en la que se distribuyen los invernaderos. De igual forma, se observa la imposibilidad de acceder a los mismos ya que los caminos también se han visto perjudicados.

Por otra parte, desde COAG se ha recordado a los agricultores afectados que cuentan con un mes de plazo para realizar un informe de daños a través de un técnico o una declaración jurada en la que pueden detallar los daños causados por el agua. Esta misma, debe presentarse ante la Delegación Provincial de Agricultura, la Delegación Provincial de Hacienda y el Ayuntamiento de Adra, para así poder solicitar posteriormente una reducción fiscal.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies