El tiempo para hoy en España, 31 de marzo de 2017

Playa donostiarra de La Concha.
EUROPA PRESS
Publicado 31/03/2017 8:12:47CET

   MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Las temperaturas experimentarán un descenso acusado este viernes, sobre todo en el interior de Galicia y en el Cantábrico, donde la caída puede ser "de seis grados centígrados o más" respecto a este jueves, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que espera la llegada de un frente al norte que dejará precipitaciones este viernes en el tercio norte occidental y el sábado en el noreste del país.

   Según ha explicado el portavoz adjunto de la AEMET, Rubén del Campo a Europa Press, el ascenso será acusado --ya que "estaban muy altas"-- en casi todo el país excepto en Canarias y en la vertiente Mediterránea, donde subirán ligeramente.

   Así, ha puesto de ejemplo el observatorio del aeropuerto de San Sebastián, donde la temperatura este jueves llega a 27 grados centígrados, un valor "bastante alto para la época" ya que la temperatura promedio es de 17 grados centígrados.

   Este viernes, en el mismo observatorio se esperan 20 grados centígrados, un descenso de 7ºC pero que aún es una temperatura algo más alta para la época y ya el sábado descenderá a 15 grados centígrados.

   "El descenso que esperamos no significa que volvamos al invierno ni a un frío extraordinario, sino a valores algo más normales para la época del año", ha comentado.

   Además, prevé que tras este jueves en el que soplaba viento del sur, lo que contribuye a elevar los termómetros, el viernes pasará un frente frío por el norte de la Península y el viento rolará a oeste primero y a noroeste después, lo que dará lugar al descenso térmico.

   Del Campo espera que con el paso del frente se producirán precipitaciones y algunas tormentas sobre todo en el oeste de Galicia, Cantábrico oriental, norte de Aragón, Navarra y en las zonas montañosas de la mitad norte.

   En general los cielos estarán nubosos o cubiertos y con precipitaciones en la mayor parte de la mitad norte peninsular y serán más intensas y frecuentes en el oeste de Galicia, Cantábrico oriental, Navarra, norte de Aragón, este del Sistema Central y zonas del Ibérico.

   Las precipitaciones podrían extenderse, de forma mas débil y dispersa, a otras zonas de la Península, especialmente zonas de montaña, siendo poco probables en Extremadura, norte de Andalucía y zonas del área mediterránea peninsular.

   En el resto del país se esperan cielos poco nubosos o con intervalos nubosos pero "sin grandes probabilidades" de precipitación. También podrá soplar viento fuerte en zonas de Galicia y en Asturias y alisios fuertes en Canarias y se esperan brumas en el litoral mediterráneo y calimas en las islas orientales de Canarias.

   En cuanto a la cota de nieve ha indicado que también descenderá, de modo que en el extremo noroeste pasará de los 1.200 a 1.600 metros y bajará a 1.100 a 1.400 metros; en Pirineos, de 1.700 a 1.900 pasará a 1.300 o 1.400 metros de altura y en el resto bajará de 1.700 a 2.000 metros hasta los 1.200 a 1600 metros.

   De cara al sábado, ha apuntado que también se producirán precipitaciones y tormentas en las mismas zonas, pero la inestabilidad se desplazará hacia el este y afectará al Cantábrico oriental y al nordeste de la Península, mientras ya en el noroeste no se esperan precipitaciones.

   Con este traslado de la inestabilidad hacia el este, el portavoz espera que seguirán descendiendo las temperaturas, tras la bajada el viernes en la mitad occidental y el sábado en la mitad oriental.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies