Un total de 124 jóvenes hacen voluntariamente la prueba de alcoholemia en Córdoba a cambio de 20 euros para gasolina

Actualizado 18/06/2006 17:18:30 CET

Las próximas campañas de la Fundación Alcohol y Sociedad serán en Málaga, Sevilla, Granada y Cádiz

CORDOBA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un total de 124 jóvenes se sometieron a los controles de alcoholemia voluntarios que la Fundación Alcohol y Sociedad realizó anoche en la capital cordobesa dentro del programa 'Un Conductor Alternativo', consistente en obsequiar con vales de 20 euros en gasolina a aquellos conductores que demostraran no haber consumido alcohol.

En declaraciones realizadas a Europa Press, los responsables del programa explicaron que las pruebas se realizaron en la zona de 'movida' de la capital cordobesa, en los Jardines de la Victoria, donde se montó "un stand informativo de la Fundación" en el que se mostraron "dos coches siniestrados para que los jóvenes comprobaran in situ los efectos del alcohol a la hora de conducir".

La Fundación realizó 124 pruebas de alcoholemia a jóvenes conductores que, a partir de las 23.30 horas, presentaron su carné de conducir a los monitores de la campaña y regresaron "cada hora más o menos" --hasta las 3.30 horas aproximadamente-- para someterse a la prueba, pero se entregaron 122 cheques regalo, ya que "sólo dos personas no presentaron una tasa de alcohol de 0.0".

No obstante, los portavoces de la campaña 'Un Conductor Alternativo' se mostraron "muy satisfechos con los resultados", ya que, "además del elevado número de personas que hicieron la prueba, todos los jóvenes se comportaron de manera muy cívica y demostraron que pueden divertirse sin beber y, además, llevar a casa a sus amigos sin tomar una gota de alcohol".

También destacaron que la campaña "está teniendo mucho éxito en las ciudades que ya han visitado", como Jaén, y que "esperan el mismo recibimiento en la próximas", que, en Andalucía, serán Málaga y Jerez de la Frontera (Cádiz) en Septiembre, Granada en Octubre y Sevilla en noviembre.

Para los responsables de la iniciativa, el principal objetivo es "concienciar a los conductores de lo peligroso que resulta combinar alcohol y conducción, ofreciéndoles una solución práctica como es el conductor alternativo".

De hecho, según un informe de la Fundación, "cuando un grupo de amigos ha bebido y hay que decidir quién coge el coche, la mitad de los jóvenes entrevistados opta por que lo haga aquel que no ha bebido alcohol". Sin embargo, el citado informe también asegura que "aún existen conductas de riesgo, como decidir que conduzca la persona que menos ha bebido (20 por ciento de los jóvenes) o aquel que es el conductor principal independientemente del alcohol que haya consumido (23 por ciento)".