Un total de 132 países serán vulnerables contra el cambio climático en 2030 si no se actúa, según un informe

 

Un total de 132 países serán vulnerables contra el cambio climático en 2030 si no se actúa, según un informe

Teresa Ribera, Enrique Iglesias, José María Figueres Y Michael Zammit
EUROPA PRESS
Actualizado 29/09/2011 19:13:59 CET

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ex secretario ejecutivo de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, Michael Zammit Cutajar, ha advertido de que en 2010 un total de 97 países del mundo presentan niveles altos de vulnerabilidad ante el cambio climático, una cifra que, de no actuar, se elevará hasta 132 países en 2030, de un total de 184 países analizados.

Durante la presentación en España del informe 'El Monitor de Vulnerabilidad Climática' realizado por la organización Dara Internacional, Zammit, ha explicado que el documento analiza cuatro áreas de impactos y vulnerabilidades a causa del cambio climático en base a cinco niveles (de bajo a agudo) presentando la situación en 2010 y estimando lo que será el cambio climático en 2030.

Concretamente, el documento analiza el impacto en la salud, los desastres meteorológicos, la pérdida del hábitat y el estrés económico. Así, en el área de salud, 161 países del mundo son vulnerables en la actualidad (2010) al cambio climático y que en 2030 serán 166 los países afectados.

Por eso, ha subrayado que "en unos años, algunos impactos serán tan graves que una respuesta eficaz será demasiado cara", porque el cambio climático es "una realidad inevitable" sobre la que ya no se puede dar marcha atrás, sino únicamente limitar el crecimiento de las emisiones.

ESPAÑA: PÉRDIDA DE HÁBITAT Y DESERTIFICACIÓN

De acuerdo al informe, la peor nota de España, que en general presenta una vulnerabilidad alta al cambio climático, se registra en la pérdida de hábitat, ya que en 2010 tiene un nivel alto plus y en 2030 esa vulnerabilidad alcanzará el nivel de agudo plus.

A nivel general, la expansión de todos y cada uno de los riesgos climáticos en los próximos 20 años crecerán "de forma significativa" ya que "todas" las áreas de impacto muestran un aumento de los efectos superior al 100 por ciento hasta 2030. El mayor crecimiento, según Zammit, se encuentra en la desertificación, que tendrá un crecimiento mayor al 250 por ciento y que es uno de los efectos que afecta a España, pero también a países como China, India, Estados Unidos y otros países de África.

Por ello, ha lamentado que existe una "gran laguna" entre la magnitud del problema y las respuestas de los países. "Hay lagunas de escala entre los impactos y los recursos para combatirlos", ha apostillado, al tiempo que, ha añadido que el informe monitor de la Vulnerabilidad Climática puede "inspirar políticas" y ayudar en los programas de recuperación. "Los estados han hecho promesas, no compromisos de actuaciones de mitigación y se requiere un compromiso de 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020", ha criticado.

De este modo, ha dicho que hay "razones positivas de la negociación climática" tras las cumbres de Copenhague (2009) y de Cancún (2010) para alcanzar un acuerdo general que permita establecer mecanismos que fomenten la capacidad de la Convención para tomar decisiones. En su opinión, eso será "clave" para que en la próxima Cumbre del Clima de Durban (Sudáfrica) cambien las normas de forma fundamental.

Además, ha incidido en que a nivel internacional se han visto "demasiados fondos vacíos" por lo que ha insistido en que el Fondo Verde para combatir el cambio climático tendrá que estar "lleno de recursos".

Asimismo, ha criticado la "falta de ambición" de la comunidad internacional en las negociaciones del clima y el abandono por parte de Estados Unidos, Canadá y Japón, de la estructura pionera del Fondo Verde. "Esto deja a la Unión Europea como un líder sin seguidores y permite a los países emergentes ganar posiciones tácticas", ha analizado.

De momento, en su opinión, este asunto no podrá ser liderado sin Estados Unidos, al menos hasta que China pueda asumir el liderazgo en dos o tres décadas".

PERDEDORES O HUNDIDOS

Por su parte, la secretaria de Estado de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Teresa Ribera, ha manifestado que el cambio climático no es una "historia de vencedores y vencidos" sino que, de no afrontar el problema, será una cuestión de "perdedores y hundidos".

Ribera ha destacado que el informe es dinámico y tiene la capacidad de explicar lo que supone la vulnerabilidad en el conjunto de la ONU, además de realizar una prospectiva de las tendencias, "que afectan a todos".

"El cambio climático, la mitigación, la construcción de una economía baja en carbono, ofrecen interesantes oportunidades de negocio", ha dicho, al tiempo que ha añadido que, sin embargo, las políticas de adaptación al cambio climático no son un problema de oportunidad de cambio de negocio sino que requiere de enormes dosis de solidaridad. "Es una responsabilidad colectiva que requiere altura de miras", ha apostillado.

En este contexto, ha subrayado la importancia de que en la Cumbre de Cancún se lograran avances en favor de la acción multilateral para "reforzar la congruencia de las actuaciones", pero ahora, en Durban, hay que introducir "congruencia en la financiación". Por eso, ha dicho que en la cumbre que se celebrará en diciembre en Sudáfrica hay que lograr un acuerdo con reglas de juego conocidas por todos los actores de antemano.

RETO Y OPORTUNIDAD

Por su parte, el expresidente de Costa Rica y patrono de Dara Internacional, José Figueres, ha señalado que el cambio climático representa "el reto más importante al que se enfrenta la humanidad pero también la oportunidad más singular" del momento actual.

Sin embargo, en este contexto de lucha ha calificado de "importantísimo" que los países se pongan de acuerdo, por lo que opina que "algo tiene que cambiar en la negociación" para que se puedan tomar decisiones.

En cuanto a España, considera que tiene grandes oportunidades de luchar contra este reto y, además, de modo que pueda servir para superar la crisis económica, por ejemplo en el sector de la construcción que podría reconvertirse en un sector de reconversión energética de edificios.

Finalmente, el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, ha reclamado "más decisiones políticas" que no estén marcadas por el "cortoplacismo". "Es fundamental el papel de la sociedad civil a la hora de alentar la visión a largo plazo de sus políticos", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies