Unidos Podemos reclama un sistema público de cuidados que invierta en contratación

Dependencia cuidadoras
CRUZ ROJA LA RIOJA - Archivo
Publicado 09/06/2018 11:04:54CET

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

Unidos Podemos lleva a debate al próximo Pleno del Congreso una proposición no de ley por la que insta al Gobierno a poner en funcionamiento "de forma progresiva a lo largo de toda la legislatura", un sistema público de cuidados y atención de la dependencia, basado en una inversión pública prioritaria para la contratación de personal especializado, en coordinación con las comunidades autónomas.

El grupo confederal señala que debe ser un sistema que reconozca el derecho universal de las personas a ser cuidadas, ampliando y superando la actual Ley de Dependencia que el PSOE aprobó hace ya más de una década. "Es ya una imperiosa necesidad empezar a afrontar la gran crisis que tenemos por delante", advierte la formación en el texto, en referencia a la "crisis de los cuidados".

Por ello, defiende "un cambio de rumbo" en lo que refiere a la implicación pública en el sector de los cuidados y proponen convertirlo en un sector económico central del sistema de vida y del Estado de Bienestar.

Por ello, la propuesta registra también llama al Ejecutivo a elaborar, en un período de un año y previo estudio del impacto económico, social y de género de este sistema, un plan de actuación para la puesta en marcha paulatina y debidamente calendarizada de algunas medidas que, a su juicio, provocarían ese "cambio de rumbo" de la dependencia.

Ampliar exponencialmente la inversión y dedicación de recursos públicos a esta materia es una de estas principales iniciativas, así como garantizar una plantilla pública de profesionales de atención y cuidados en sintonía y coordinación con los y las profesionales de atención a la salud, con pleno respeto de los derechos laborales de estos últimos.

ERRADICAR EL FRAUDE DE CONTRATACIÓN

Unidos Podemos también pide que se recupere la cotización a la Seguridad Social para las cuidadoras del entorno familiar y mejorar sus condiciones de trabajo a través, por ejemplo, de la implantación de una jornada laboral de 35 horas semanales.

Acabar con la dualidad entre jornadas interminables y empleo a tiempo parcial; establecer medidas de erradicación del fraude en la contratación a tiempo parcial; reconocer plenos derechos laborales a las empleadas de hogar, equiparándolas a las demás personas trabajadoras por cuenta ajena; o reformar el sistema de permisos por nacimiento o adopción para que sean igualitarios e intransferibles entre ambos progenitores para garantizar la protección del puesto de trabajo durante el disfrute de los mismos, son otras de sus propuestas.