UPN vuelve a proponer que las embarazadas escuchen antes de abortar el latido del feto

Publicado 24/06/2015 18:50:30CET

El PP no plantea cambios a su propuesta y la mayoría de la oposición pide su supresión para mantener la ley actual

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

UPN ha vuelto a proponer en el Congreso que a las mujeres embarazadas que quieran abortar, dentro de las primeras catorce semanas, se les muestre antes "una visión de los latidos del corazón del feto a través de la ecografía y la escucha de los mismos, siempre que las condiciones lo permitan". La formación ya había planteado en otras ocasiones en sede parlamentaria esta posibilidad, que ha sido rechazada.

Esta propuesta forma parte de la batería de enmiendas parciales presentada por la formación a la Proposición de Ley del PP que persigue reformar la actual Ley del Aborto para obligar a que todas las menores que quieran abortan requieran consentimiento paterno.

El diputado de UPN Carlos Salvador, que firma las enmiendas, platea también que la mujer se someta a un análisis intrauterino y se le entregue el resultado del mismo, "como parte de la información obligatoria". Igualmente, pide que la información que recibe la mujer no se entregue sólo de forma escrita sino que se explique verbalmente y que se dé apoyo emocional a quien lo solicite.

Igualmente, UPN solicita que las mujeres que desean abortar por razones médicas dentro del plazo de las 22 semanas tengan que presentar un dictamen previo de dos médicos en lugar de uno y propone crear una 'Red nacional de atención a embarazadas'.

Por su parte, el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso ha decidido mantener la redacción inicial de su proposición de Ley Orgánica, mientras que diversos grupos de la oposición, como PSOE, Izquierda Plural, PNV e UPyD han planteado en sus enmiendas la supresión de la reforma para mantener la ley tal cual está vigente en la actualidad. ERC, sin embargo, opta por presentar una batería de enmiendas para ampliar el alcance de la actual legislación y Convergencia por complementar el aborto de las menores sin consentimiento paterno con acompañamiento profesional.

LOS DÍSCOLOS DEL PP, DISCONFORMES

La postura oficial de los 'populares' no ha sentado bien a parlamentarios provida 'populares' contrarios a una modificación limitada de la ley y que habían solicitado ampliar su alcance a través de enmiendas parciales. El descontento generado entre el grupo de diputados 'díscolos' del PP les ha llevado a exigir a la dirección una posición más dura al entender que mientras no se cambie el sistema de plazos por uno de supuestos, no se estará cumpliendo el compromiso electoral del partido.

Con todo, esperaban al menos una autoenmienda en el grupo que eliminase como tal el derecho a abortar de la legislación actual, una de sus 'líneas rojas', según las fuentes parlamentarias de este grupo consultadas por Europa Press.

Este sector de la bancada 'popular' entiende que si únicamente se acaba sometiendo a votación, como prevé el PP, el cambio en el consentimiento paterno para las menores de edad, se estará "ratificando" la 'ley Aído', recuerda por un nutrido grupo de diputados ante el Tribunal Constitucional.

Sin embargo, según informaron fuentes parlamentarias a Europa Press, cuando se cierra el plazo de enmiendas, el Grupo Popular ya tiene decidido que no va a impulsar ningún cambio sobre la regulación propuesta, que deroga el artículo 14.3 de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo y da una nueva redacción a la Ley de Autonomía del Paciente de modo que las menores requieran del "consentimiento expreso de sus representantes legales" para abortar.

No obstante, fuentes populares afirmaron que esperan estudiar con calma las enmiendas que habrán registrado el resto de los grupos antes de las ocho de esta tarde, por si hubiera alguna propuesta en ellas que "pudiera ser interesante". De momento, el PP ha rechazado de plano las reclamaciones de la izquierda parlamentaria, que pide directamente la retirada de la iniciativa.

El desencuentro se puso de manifiesto en el debate de enmiendas a la totalidad del texto que tuvo lugar el pasado día 11. Por tratarse de una proposición de Ley, los grupos se vieron forzados a presentar textos de sustitución de la iniciativa, cosa que hicieron el PSOE, la Izquierda Plural, ERC y BNG. Fueron rechazadas con los votos del PP y UPN y tachadas de "chapuza" por la portavoz 'popular'.

DESPROTECCIÓN DE LAS MENORES

En fase de enmiendas parciales, el PSOE ha presentado una que pide la supresión del articulado propuesto por el PP a fin de respetar el redactado actual de la ley, argumentando la "desprotección" en que se dejará a las menores de 16 y 17 años con motivos fundados para no comunicar en casa que quieren abortar, las únicas que pueden hacerlo con la normativa actual sin conocimiento de sus representantes legales.

Como explicó en el debate de totalidad la portavoz de Igualdad socialista, Carmen Montón, lo que debería estar haciendo el Gobierno es apostar por la educación y la prevención, en lugar de "castigar" y "criminalizar" a las más jóvenes abocándolas a "un aborto peligroso para su vida y su integridad", o a una gestación no deseada que "tendrá consecuencias para toda la vida".

Desde la Izquierda Plural, se han desgranado en forma de enmiendas parciales las propuestas que recogía su texto de sustitución en el debate de totalidad: modificar el título I de la Ley actual para incorporar expresamente que el aborto es un derecho y medidas para avanzar en educación, prevención y sensibilización de cara a evitar embarazos no deseados, conforme ha detallado a Europa Press su portavoz en la materia, Ascensión de las Heras.

El PNV, por su parte, ha registrado tres enmiendas también pidiendo la supresión de cada uno de los puntos de la proposición del PP, porque consideran que la redacción actual de la ley es la acertada, tal y como defendió en el debate de totalidad su portavoz, Joseba Aguirretxea. En la misma línea, UPyD ha planteado otras cinco enmiendas para pedir la supresión de las propuestas de modificación planteadas por el PP.

ERC: ABORTO COMO DERECHO

Por su parte, ERC ha presentado una batería de enmiendas parciales para ampliar el alcance de la actual legislación, con las que persigue reconocer el "derecho" de la mujer a la interrupción voluntaria del embarazo, ampliar de las 14 a las 22 semanas el aborto libre y limitar el derecho a la objeción de conciencia de los centro sanitarios.

Por su parte, Convergencia opta por presentar dos enmiendas parciales para delimitar los casos sobre la interrupción voluntaria de menores de 16 y 17 años cuando exista conflicto con sus progenitores o tutores siempre que estén adecuadamente acompañadas y asesoradas por profesionales sanitarios y psicológicos. Igualmente, plantean que la decisión en el caso de mujeres con capacidad modificada sea determinada en sentencia judicial.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies