Valencia advierte de que los juguetes acuáticos y flotadores no sustituyen la capacidad de nadar de los niños

 

Valencia advierte de que los juguetes acuáticos y flotadores no sustituyen la capacidad de nadar de los niños

Flotador, niños
FLICKER// CRISTÓBAL ALVARADO MINIC
Actualizado 18/07/2013 14:03:19 CET

VALENCIA, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

La directora general de Comercio y Consumo de la Comunidad Valenciana, Silvia Ordiñaga, ha advertido de que los juguetes acuáticos y flotadores "en ningún caso deben ser utilizados como sustitutos de la capacidad de nadar o flotar de los niños".

Así, ha añadido que es "muy importante" diferenciar lo que se considera un juguete acuático de un artículo que ayude a nadar a los menores. En este sentido, la Consejería de Economía, Industria, Turismo y Empleo de la Generalitat Valenciana ha publicado en su página web una serie de consejos que los consumidores deben tener en cuenta a la hora de comprar o utilizar juguetes acuáticos y flotadores para niños durante el verano.

Ordiñaga ha recordado a los padres y personas adultas responsables de los niños que usen los juguetes acuáticos sólo en aguas donde éstos puedan permanecer en pie y que vigilen constantemente a los menores.

Del mismo modo, aconseja que el primer paso para estar seguros acerca de la utilidad de los productos que compramos es adquirirlos en tiendas especializadas y comprobar por nosotros mismos que cumplen con todas las normas de seguridad.

Además, los consumidores deben comprobar que los tapones vayan sujetos al cuerpo de la válvula para evitar riesgos de asfixia ante la posibilidad que el niño se lo pueda introducir en la boca y recuerda que es obligatorio que el artículo lleve la marca CE, el nombre y/o la razón social y/o la marca así como la dirección del fabricante o representante autorizado o del importador dentro de la CE, que deberán ir colocados de forma visible, legible e indeleble, bien sobre el propio juguete, bien sobre el envase.

La información contenida en la etiqueta ha de ser cierta, eficaz, veraz y objetiva. En ningún caso, puede inducir a error a quienes lo adquieren o a quienes lo utilizan. Las advertencias y las indicaciones de uso o manejo deberán estar en la lengua oficial del Estado, es decir, castellano o idioma oficial del lugar donde se compre el juguete. El etiquetado deberá advertir la edad mínima para su utilización.

Las etiquetas o envases de los juguetes, así como las instrucciones que les acompañan deben alertar de forma eficaz a los usuarios o a sus cuidadores acerca de los riesgos derivados del uso de juguete y manera de evitarlos. Por lo que se refiere a artículos de ayudas para la flotación, entre los que se encuentran chalecos, flotadores o manguitos, el producto tiene que contar con el nombre y/o la razón social y/o la marca así como la dirección del fabricante o representante autorizado o del importador dentro de la UE.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies