El Vaticano insta en la ONU garantizar la educación de los niños que son víctimas de conflictos

Publicado 11/07/2018 15:48:41CET

   ROMA, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Observador Permanente de la Santa Sede ante la ONU, monseñor Bernardito Auza, ha instado en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York a garantizar la educación de los niños que son víctimas en conflictos armados.

   En un debate sobre la protección de los menores en las guerras, el diplomático ha defendido la urgente necesidad de ofrecerles una educación que prevenga futuros enfrentamientos bélicos.

   "Renunciar a ellos significa abandonar sus comunidades y sus países. No podemos perder esta generación de niños que actualmente se encuentra en un alto riesgo", ha explicado monseñor Auza.

   "Es desgarrador que los niños sean mutilados y asesinados, usados como escudos humanos y como bombas humanas", ha subrayado en su alocución.

   En este sentido, ha invitado a no "ahorrar esfuerzos" para asegurar la educación básica de los niños que sufren los conflictos abiertos en el mundo.

   "Existe la necesidad de garantizar el derecho a la educación de los niños víctimas de conflictos armados. Una educación sólida es el mejor modo para asegurar que las víctimas de los conflictos prevengan los conflictos del futuro", ha asegurado.

   Por otro lado, ha llamado a dar prioridad de forma "eficaz" a los niños soldados. Así, ha abogado por "la reinserción de los niños previamente enrolados en las fuerzas armadas o en los grupos armados".

   En definitiva, el Observador Permanente de la Santa Sede ha pedido que se haga "todo lo posible" para dar un futuro a los niños "que han caído víctimas de conflictos armados y han sobrevivido, ayudándolos a realizar sus aspiraciones más profundas".