El Vaticano pone en marcha a propuesta de los obispos españoles una web con material para educación afectivo-sexual

Actualizado 10/08/2016 17:31:20 CET

ROMA, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Pontificio para la Familia del Vaticano ha puesto en marcha, a propuesta de la Conferencia Episcopal Española, una página web con material didáctico sobre educación afectivo sexual, que "no se reduce a una información biológica de la sexualidad humana".

El curso, que se presenta bajo el título 'El lugar del encuentro, la aventura del amor' y compara el camino de la educación sexual con el montaje de una tienda de campaña, es la respuesta a una propuesta de la Subcomisión de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal Española, según se especifica en la introducción.

El programa se compone de seis unidades. La primera, titulada 'La tienda', se centra en el descubrimiento del cuerpo humano, "esencialmente orientado hacia el amor" y como expresión de la propia identidad. En este apartado, se invita a los alumnos a no dejar que se les "cosifique" y se les enseña a "respetar" su cuerpo, sobre todo, a partir de la pubertad, una etapa "orientada a saber amar y ser amado".

Mientras, la unidad 2, 'Las varillas y los palos', tiene como objetivo que los jóvenes reconozcan la "diferencia entre hombre y mujer". "La persona humana existe necesariamente como hombre o como mujer, no tiene otra posibilidad de existir. La dimensión sexuada, es decir, la masculinidad o la feminidad, es inseparable de la persona, no es un simple atributo".

También profundiza en el correcto uso de la libertad en la afectividad y la sexualidad para saber "decir no". "Una forma inadecuada de entender y vivir la sexualidad es la que nos lleva a entender que el sexo es la realización de prácticas o actividades reduciendo la sexualidad a mera genitalidad", puntualiza.

RECUPERAR EL PUDOR

Asimismo, aborda la "necesaria recuperación del pudor" e insta a los jóvenes a "ser conscientes" de que la forma de vestir o las actitudes pueden atraer a los demás e incluso inducir a otros a tratarles como un objeto.

"Según lo que exprese con mi cuerpo puedo inducir a los demás a tratarme como un objeto. El pudor es la experiencia que nos ayuda a proteger nuestra intimidad y a descubrir la belleza del amor. El pudor se expresa en el vestido, en el lenguaje, en mis actitudes", subraya el texto.

Además, la unidad cita términos empleados por los jóvenes de este siglo como "ligue", "lío", "rollito" o "tirarse a alguien" para advertir de que estas expresiones quedan "muy lejos de establecer relaciones verdaderamente personales" acercándose a otras que terminan "cosificando" al otro.

La Unidad 3, 'Las piquetas', se centra en la libertad y aclara que "ser libre no es hacer lo que uno quiere sino tener la capacidad para hacer el bien". En este sentido, el texto señala que es en el amor, entendido como "la entrega" donde el ser humano encuentra su "verdadera libertad".

"DESÓRDENES" EN LA VIDA SEXUAL

Por otro lado, en la Unidad 4, 'Tensores' o 'Vientos', el material expone a los estudiantes las consecuencias del "pecado" en el ámbito de la sexualidad y advierten de algunos "desórdenes" en la vida sexual como el narcisismo o la masturbación así como de la separación entre amor y procreación.

Por otro lado, el apartado 5, 'El sobretecho', profundiza en la moral y se adentra en la defensa de la vida. También rechaza la idea del hijo como derecho de los padres. "El hijo no puede ser considerado como un objeto de propiedad, a lo que conduciría el reconocimiento de un pretendido 'derecho al hijo'", advierte, al tiempo que subraya que la acogida de este descendiente no se produce cuando llega al mundo sino "en el mismo acto de amor conyugal".

El material concluye con una unidad titulada 'La puerta y la cremallera' y dedicada a la entrega y a "las elecciones del amor". Concretamente, se refiere a tres posibilidades: elegir un amigo, elegir novio y casarse.

En el primer caso, los autores precisan que en la adolescencia pueden existir "sentimientos entremezclados" y advierten de que "la fuerza de los lazos afectivos con personas del mismo sexo --época del amigo del alma--, las curiosidades, atracciones y bromas o juegos sexuales pueden hacerles sentir preocupados o inseguros respecto a su orientación sexual". Asimismo, plantea la opción de la virginidad y pone el ejemplo de sacerdotes, religiosos y consagrados.