Los vecinos de Polop (Alicante) manifiestan su repulsa por el tiroteo contra su alcalde

 

Los vecinos de Polop (Alicante) manifiestan su repulsa por el tiroteo contra su alcalde

Actualizado 21/10/2007 2:01:40 CET

POLOP (ALICANTE), 21 Oct. (OTR/PRESS) -

Al menos 150 vecinos asistieron ayer al pleno extraordinario del Ayuntamiento de Polop (Alicante) para manifestar su repulsa contra los hechos ocurridos contra su alcalde Alejandro Ponsoda, que en la madrugada de ayer recibía un disparo en la cabeza, y que está ingresado en el Hospital Universitario de Alicante en estado grave. Mientras la policía continúa con las investigaciones y ayer interrogaba a una pareja inglesa para determinar que clase de relación tienen en el suceso, aunque finalmente fueron puestos en libertad, por lo que la Policía no descarta ninguna hipótesis, aunque se baraja el ajuste de cuentas.

Los vecinos de la localidad alicantina de Polop y de alguno de los municipios cercanos quisieron ayer mostrar su rechazo por los hechos que tenían lugar en la noche de anteayer cuando Ponsoda recibía un disparo en la cabeza en una pedanía de Xirles (Alicante), junto a su casa. Los habitantes de la localidad se reunieron en el Consistorio municipal donde se celebró un pleno extraordinario. También el presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, mostró su preocupación por los hechos y subrayó que hay que "confiar y tener mucha esperanza" en la recuperación del edil.

El alcalde de Polop, que ocupaba ese cargo desde 1995, fue intervenido quirúrgicamente para extraerle la bala que tenía alojada en la cabeza, intervención que se completó con éxito, según explicó el conseller de Sanidad, Manuel Cervera, que acudió a visitar al herido, que también sufre heridas en un labio, a causa de un segundo disparo que sólo llegó a rozarle.

NO SE DESCARTAN HIPÓTESIS

Mientras la policía continúa investigando las posibles causas del tiroteo. En un principio se cree que la causa del ataque podría ser la venganza, pero la Policía insiste en que no se descarta ninguna hipótesis. Ayer, la Guardia Civil interrogaba a una pareja inglesa en el cuartel de la localidad alicantina de Altea, para determinar cual es la relación de ambos con el suceso. Finalmente fueron puestos en libertad.

Al parecer, los disparos se produjeron desde un coche y desde el lado del copiloto. El estado del alcalde ha impedido que pueda colaborar con la identificación del agresor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies