El Gobierno cree que la decisión de ayuntamientos canarios de prohibir el 'burka' "alimenta posturas xenófobas"

 

El Gobierno cree que la decisión de ayuntamientos canarios de prohibir el 'burka' "alimenta posturas xenófobas"

Actualizado 17/06/2010 18:40:11 CET

Critica las medidas anunciadas por consistorios que "parecen conversaciones de barras de bar"

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La subdirectora general de Intervención Social del Ministerio de Trabajo e Inmigración, Amapola Blasco, tildó hoy de "frívola" la decisión de varios ayuntamientos, entre ellos el de Barcelona, de prohibir los velos integrales --'burka' y 'niqab'-- tanto en la vía pública como en los edificios y equipamientos municipales, al tiempo que considera que esta iniciativa "alimenta posturas radicales y xenófobas".

Blasco participó en la inauguración de una jornada en Las Palmas de Gran Canaria sobre la inmigración bajo el título 'Hacia la convivencia y la integración', acompañada por el decano del Colegio Oficial de Psicólogos de Las Palmas, Francisco Javier Sánchez, y la viceconsejera de Bienestar Social e Inmigración del Gobierno de Canarias, Nereida Calero.

La representante estatal manifestó que el Gobierno central está "planteando cómo afrontar estas medidas anunciadas por algunos de los ayuntamientos".

"NO SERÍA LEGAL"

"No creo que vayan tan allá como lo que han anunciado porque creo que no tienen marco jurídico para hacerlo, es decir, que no sería legal llegar a hacer las prohibiciones que han anunciado. Los ayuntamientos no pueden regular esto y es un tema que no hay que tratar con frivolidad", apostilló Blasco.

En este sentido, destacó que se trata de "derechos fundamentales y hay que ser muy precavidos". Agregó que desde el Ministerio de Justicia y de Trabajo e Inmigración "se ha hablado de la posibilidad de recoger en la nueva ley alguna medida que ordene y regule este tema".

"Me parece muy frívolo y osado lanzar a la opinión pública determinados mensajes con tan poca responsabilidad y sin haber hecho un análisis previo, tenían que haber visto si hay un problema cómo se puede atajar y si ésta es la solución", resaltó.

A su entender, dicha iniciativa "es una forma de alimentar determinadas posturas muy radicales y xenófobas y de alimentar el primer impulso de los ciudadanos de rechazo".

"Este tipo de mensajes no contribuyen nada a la convivencia, sino todo lo contrario porque apelan a los miedos básicos de toda la población y sin hacer un análisis responsable que tienen que hacer los poderes públicos, que no se pueden permitir este tipo de frivolidades que parecen conversaciones de barra de bar", sentenció.

Por su parte, la filóloga y experta en mediación intercultural, Fadhila Mammar, abogó por promover un "diálogo sosegado" entre todas las administraciones públicas para debatir sobre "qué ocurre con este asunto del velo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies