Cinco de los seis fallecidos en el accidente de Polán (Toledo) pertenecían a la misma familia

Actualizado 08/08/2008 21:22:13 CET

TOLEDO, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Cinco de las seis personas que perdieron hoy la vida en un accidente de tráfico ocurrido en la localidad toledana de Polán (Toledo) pertenecían a la misma familia, según confirmó a primera hora de esta tarde la Delegación del Gobierno.

Las identidades de los fallecidos son M.M.S.D., de 39 años, y conductora del Seat Ibiza siniestrado; G.D.D., de 68 años y copiloto; una joven de 28 años que viajaba en el asiento posterior y que responde a las iniciales de C.S.D.; y dos niños de cinco y diez años. El otro vehículo siniestrado era conducido por T.J.C.G., de 30 años de edad, quien también falleció en el acto.

El accidente se produjo a las 10.10 horas en el kilómetro 25 de la CM-401, cuando un Seat Ibiza en el que viajaban una madre con sus hijos de cinco y diez años, y la hermana y la madre de ésta colisionaron contra un Citröen C-4, en el que viajaba un hombre.

Cuatro de los cinco ocupantes del Seat Ibiza y el único ocupante del Citröen C-4 fallecieron en el acto. Únicamente la niña de 9 años fue trasladada al Hospital Virgen de la Salud de Toledo, en donde fallecía horas más tarde. La pequeña ingresó con pronóstico grave, presentando un traumatismo craneoencefálico, traumatismo abdominal y fractura abierta de fémur bilateral.

Tras el incidente, la Guardia Civil abrió una investigación para esclarecer las causas del suceso. Al parecer, la madre y los niños habían ido a Getafe (Madrid) a recoger a sus familiares para pasar unos días con ellos en la localidad toledana de Gálvez, en la que residen, y en el camino de vuelta acabaron chocando frontalmente tras un adelantamiento antirreglamentario, según apuntan la primeras hipótesis llevadas a cabo por las fuerzas de seguridad.

El delegado provincial de Sanidad, Hugo Muñoz, informó que dos psicólogos del 112 y del Hospital de Toledo, están atendiendo a los familiares de los fallecidos, en especial a los allegados de las cinco víctimas que pertenecen a las misma familia, por la tragedia que esto supone. Este operativo ha sido coordinado por la vicepresidenta segunda del Gobierno regional, María Luisa Araujo, que quiso transmitir el pésame del Ejecutivo manchego a las dos familias afectadas, poniéndose en su posición.

EL AYUNTAMIENTO DE LUTO

Tras la tragedia, la localidad en la que residían los cinco miembros de la familia desde hacía una década, ha decidido en un Pleno extraordinario celebrado este mediodía, decretar dos días de luto oficial. Desde la finalización del pleno, las banderas del Consistorio ondean a media asta y con crespón negro. Ante este "golpe", la Corporación galveña reiteró en un comunicado la necesidad de extremar la prudencia ante el volante y mostró sus condolencias y apoyo pleno a la familia de los fallecidos.

"Que esta tragedia nos ayude a todos a ser más conscientes, aún, de lo que nos jugamos cuando vamos al volante y que, cada uno en su credo, rece por los fallecidos y familiares de las víctimas mortales", manifestó el alcalde de Gálvez, Manuel Fernández Lázaro-Carrasco.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies