AMP.- Dos heridos graves en un incendio en Lleida tras saltar de un segundo piso

Actualizado 29/02/2012 20:34:17 CET

LLEIDA, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

Dos personas han resultado heridas graves este miércoles al intentar huir de un incendio en un piso del número 23 de la calle la Parra de Lleida, del que han saltaron desde una segunda planta, han informado los Bomberos de la Generalitat.

Los Bomberos han recibido el aviso sobre las 12.27 horas y han destinado diez dotaciones terrestres, que ya han controlado el fuego, lo que ha permitido su retirada a las 18.00.

Han comprobado que en el interior de la puerta tercera del segundo piso había un incendio, pero no había provocado daño estructural al edificio, que tiene tres plantas.

El fuego se ha originado en una de las habitaciones de la vivienda, si bien inicialmente se creía que podría haberse iniciado en la cocina.

Los vecinos, que se encontraban en el edificio en el momento del incendio, han abandonado su vivienda por decisión propia antes de que llegaran los bomberos, aunque ya han podido volver tras la extinción.

El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha desplazado cuatro unidades al lugar del incendio, y ha evacuado a los dos heridos al Hospital Arnau de Vilanova de Lleida.

En el lugar también han trabajado seis patrullas de los Mossos d'Esquadra y efectivos de la Policía Local, que han cortado el acceso a la calle como medida preventiva.

Las causas del incendio, así como la hipótesis de una explosión, aún no están confirmadas y serán investigadas por la Unidad de la Policía Científica de los Mossos.

Dos hombres que vivían en el piso en el que se ha originado el incendio han resultado heridos graves al intentar saltar por la ventana para huir del fuego, mientras que una vecina del segundo piso, de 81 años, ha quedado afectada levemente por el humo.

Tanto la mujer como uno de los hombres, de 42 años, han sido trasladados al Hospital Arnau de Vilanova (Lleida) y el otro hombre herido ha sido evacuado al Hospital Vall d'Hebron (Barcelona) con quemadas de tercer grado, sobre todo en los brazos.

Asimismo, un vehículo que se encontraba estacionado en la calle también ha sufrido pequeños desperfectos en el cristal posterior.