Remitidas a Madrid muestras de los niños asesinados en Valladolid ante la sospecha del uso de un somnífero

 

Remitidas a Madrid muestras de los niños asesinados en Valladolid ante la sospecha del uso de un somnífero

Actualizado 10/12/2010 19:22:49 CET

La Policía Nacional confía en poder tomar ya mañana declaración a la presunta responsable

VALLADOLID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid, encargado de investigar el supuesto asesinato de dos niños a manos de su madre ocurrido ayer en el barrio de Parquesol, ha acordado remitir muestras al Instituto Nacional de Toxicología, en Madrid, para un análisis más pormenorizado ante las sospechas de que los menores pudieran haber ingerido algún somnífero.

El instructor, José María Crespo, tras tener acceso a los primeros resultados de la autopsia practicada en el día de hoy a los cuerpos de los dos hermanos, de 11 y 9 años, ha adoptado tal medida al objeto de determinar con precisión las causas de la muerte de ambos menores, cuyos primeros resultados se conocerán a principios de la próxima semana, según informaron a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

Mientras tanto, la madre de los pequeños, María del Carmen S.C, permanece detenida desde ayer en el Módulo Penitenciario del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, donde, debido a su estado psíquico y psicológico, aún no ha sido interrogada sobre lo ocurrido, si bien la Policía Nacional tiene intención de tomarle declaración mañana mismo en dichas instalaciones hospitalarias, según informaron a Europa Press fuentes policiales.

Respecto de su puesta a disposición judicial, y teniendo en cuenta que puede permanecer bajo arresto hasta 73 horas, el juez encargado de la investigación no tiene intención de interrogarla hasta que María del Carmen S.C. mejore de su actual estado psicológico.

La tragedia que ha conmocionado a la sociedad vallisoletana fue descubierta poco después de las 19.30 horas de ayer, cuando la propia detenida, de 40 años y quien residía con sus dos hijos en el piso 12º D del número 7 del Edificio de San Cristóbal situado en la calle Adolfo Miaja de la Muela, en el barrio de Parquesol, llamó a la puerta de uno de sus vecinos para informar del doble óbito.

Hasta el lugar de los hechos se trasladaron efectivos sanitarios y policiales, quienes hallaron, tendidos sobre la cama de uno de los dormitorios, los cuerpos ya sin vida de ambos hermanos, una niña de 11 años y su hermano de 9, sin signos externos de violencia.

Acto seguido, se procedió a la detención de la madre, quien, al parecer, se encontraba separada de su marido desde hacía aproximadamente año y medio, situación que desde entonces la había sumido en una fuerte depresión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies