Detenidas 26 personas en Sevilla pertenecientes a una red ilegal para la obtención del carné de conducir

Actualizado 02/07/2009 14:32:50 CET

Los captadores localizaban personas con bajo nivel cultural a los que le costaba aprobar el examen, cobrándoles hasta 6.000 euros

SEVILLA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Sevilla ha detenido hoy a 26 individuos que presuntamente se dedicaban a facilitar el carné de conducir mediante un pago que ascendia desde los 3.000 hasta los 6.000 euros, por lo que se les imputan presuntos delitos de falsificación de documentación y asociación ilícita.

Según informaron a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, el registro se ha llevado a cabo en dos viviendas de Torreblanca, en la zona de Nervión y en una autoescuela de la capital andaluza,en los que se han incautado documentación en papel y en soporte digital.

Una operación conjunta con la Guardia Civil de Gines, los guardias civiles del Equipo de Policía Judicial de Mairena del Aljarafe y el Grupo de Investigación de la Agrupación de Tráfico, que ya la han denominado como 'Operación Volante'.

De los imputados en esta investigación, uno de los detenidos era la persona que falsificaba los DNI, para que los que se examinarán se hicieran pasar por los aspirantes. Además entre los encartados se encuentran tres profesores de una autoescuela sevillana.

UNA RED SIN CABECILLA

Tras la observación por parte de la Agrupación de Tráfico de Sevilla de la Guardia Civil de que en los exámenes teóricos se presentaban personas que se hacían pasar por los aspirantes a obtenerlo, se puso en marcha una investigación que resultó con 16 detenciones por un lado los aspirantes y por otro los que se examinaban por ellos.

La Guardia Civil comprobó que los que se examinaban presentaban un carné de identidad con los datos del aspirante, pero la foto del que se examinaba y la falsificación era de muy buena calidad, difícil de detectar a simple vista.

El Instituto Armado sospechó, en este momento, de que tras los casos podría estar una red bien organizada que presentaba a personas muy bien preparadas a examinarse, que sustituían a personas con un nivel cultural muy bajo.

En el operativo y tras diversas pesquisas, la investigación determina que no existe un cabecilla que dirija la organización, pero sí que todos sus integrantes están interrelacionados y sacan un importante beneficio económico.

MODUS OPERANDI

El 'modus operandis' de estos individuos era el pago pro adelantado de una cantidad de dinero, para que estos falsificaran el DNI y de esta forma poder presetarse al examen otros individuos haciéndose pasar por los anteriores.

Al aspirante se le solicitaba el Documento Nacional de Identidad y junto con una foto del que se examinaba, el falsificador realizaba un documento que consideraban de muy buena calidad, por lo que cobraba 400 euros por cada falsificación de DNI.

Posteriormente, se presentaba una de las personas, la de la foto, que tenían captada al examen y si aprobaba se producía el pago, en caso contrario no se pagaba. Por el examen, estas personas cobraban unos 700 euros.

Una vez que se aprobaba el examen teórico, en algunos casos, la Guardia Civil comprobó que el examen práctico, lo realizaban a través de la autoescuela que actuaba en connivencia con los captadores, dando pistas a la investigación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies