AMPL.- La Policía desarticula una red de butroneros y recupera 300.000 euros en joyas

Actualizado 11/06/2011 16:20:41 CET

Los miembros de la banda raptaron a la empleada de una joyería a quien retuvieron para obligarla a entregar las llaves del comercio

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo de butroneros, deteniendo a seis personas, y ha recuperado 300.000 euros en joyas, procedentes de sus actividades ilícitas, según ha informado este sábado la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

A los arrestados se les atribuye también el rapto de la empleada de un establecimiento de joyería de la localidad alicantina de Alfaz del Pi. La mujer fue retenida durante 8 horas en su domicilio para obligarla a entregar las llaves del comercio y facilitar información sobre el establecimiento.

Según ha señalado el jefe de la sección de Delincuencia Especializada y Violenta (DEV), Dionisio Martín, la detención de los miembros de este grupo se produjo el martes cuando regresaron de la zona de Levante, tras haber cometido el secuestro, que lo ha considerado como "un delito de los más graves en sí".

Por otro lado, y en referencia a los restantes hechos delictivos de este grupo, ha afirmado que "en Madrid tienen otros dos o tres hechos delictivos", aunque no ha descartado la posibilidad del descubrimiento de algún robo más, ya que "tienen la zona de Logroño, y tienen sobre todo la zona de Gandía, Coslada y Madrid".

Los integrantes de esta banda planificaban meticulosamente los asaltos y empleaban sofisticados medios técnicos y electrónicos para su ejecución. Hasta el momento se han esclarecido seis robos con fuerza cometidos en Madrid, Alicante y La Rioja.

La investigación se inició en pasado mes de mayo tras relacionar varias denuncias referidas a robos con fuerza por el procedimiento del butrón cometidos en establecimientos de joyería. Las indagaciones iniciales aportaron datos sobre dos de los miembros de la banda que permitieron seguidamente averiguar el resto de componentes y el 'modus operandi' empleado.

Por su parte, el jefe de los Grupos XXIV de robos, Dámaso, ha manifestado que el hecho que determina la investigación, una vez que tienen localizado al grupo delictivo, es una operación realizada por este grupo en la comisaría de La Latina, y "es a partir de ahí cuando centramos una observación sobre el grupo hasta llegar a la conclusión final de su detención en el mes de enero", ha añadido.

Además, ha contabilizado unos 10 hechos realizados en los últimos meses. "Desde el momento de la última fase, podemos hablar de 10 hechos, un grupo superativo y con una gran movilidad al darse el mismo día dos hechos delictivos, uno en la ciudad de Logroño y ese mismo día por la tarde otro en Madrid", ha matizado Dámaso.

ESTUDIO DEL OBJETIVO

Los ahora detenidos, una vez seleccionado el objetivo, realizaban un profundo estudio del mismo. Este análisis abarcaba las medidas de seguridad del comercio, las vías de acceso y huida y los posibles lugares de acceso e, incluso, les llevó en alguna ocasión a instalar cámaras de vigilancia en las inmediaciones.

El día escogido para ejecutar el robo, siempre en horario nocturno, realizaban un estudio previo y vigilaban la zona en la que estaba la joyería. Una vez "asegurado" el entorno, inutilizaban las alarmas con inhibidores y se apoderaban de las joyas y objetos de valor. Tras abandonar el lugar individualmente y de forma escalonada reunían en un piso de seguridad.

Una vez localizados los investigados los agentes establecieron el correspondiente dispositivo de vigilancia que dio como resultado la detención de todos los miembros de este grupo organizado. Cuatro fueron detenidos en la Comunidad de Madrid y dos en la localidad valenciana de Gandía.

Se trata de un 'modus operandi' "muy complejo y muy tecnificado, desde las perspectivas de la observación sobre el grupo y el uso de los efectos intervenidos, ya que primero tenían información del lugar donde iban a cometer los hechos delictivos, (una por trabajo propio, y otra por informaciones indirectas de personas allegadas)", ha señalado Dámaso.

Después realizaban un estudio exhaustivo del objetivo en sí y del propio entorno con cámaras discretas. A continuación se acercaban a la zona y controlaban movimientos policiales y algo sospechoso que pudiese afectarles a la seguridad. Y en la fase crítica realizaban la comisión del hecho delictivo. Después de la comisión, procedían a la fase de fuga individualizada y escalonada hasta llegar al piso franco donde se reunían y depositaban los efectos, según ha señalado.

"El adoptar tantas medidas de seguridad dificultaba muchísimo la labor policial", ha informado Dámaso. Por su parte, Martín ha añadido que en el momento de la detención huyo uno de los miembros, pero ha asegurado que "le cogerán, ya que tienen constancia de su identidad".

CONTABAN CON PLANOS DE LAS JOYERÍAS

Con la correspondiente autorización judicial se procedió a realizar cuatro entradas y registros. En uno de los domicilios, de la localidad madrileña de Coslada, se han intervenido, entre otros efectos, 20 folios con planos y fotografías aéreas obtenidas a través de Internet en las que habían señalado la ubicación de diferentes joyerías y establecimientos comerciales.

En los otros tres registros, en San Fernando de Henares (Madrid) y Gandía (Valencia), los agentes se incautaron de útiles y material con los que llevaban a cabo los butrones: bombonas de butano y propano, efectos de manipulación de equipos de oxicorte como gafas de resina, sopletes, gomas, convertidores de tensión, reguladores de tensión, corta alambres, varillas largas para lanza térmica, cortafríos, taladros, etc.

Además, se han recuperado 300.000 euros en joyas, y decomisado dos vehículos de alta gama, dos revólveres con su respectiva munición, teléfonos móviles, inhibidores, antenas para inhibidores, ropa y calzado de marcas conocidas.

La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo XXIV de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, en colaboración de agentes del Grupo de Policía de Judicial de la Comisaría Local de Coslada y sus homónimos de la Comisaría Local de Gandía.

ASEGURAN HABER QUITADO DE CIRCULACIÓN UN GRUPO "BASTANTE DELICTIVO"

Agentes de la Policía Nacional, han señalado este sábado que tras desarticular este grupo delictivo de butroneros, "se ha quitado de circulación un grupo bastante activo y que estaba haciendo bastante daño" con la utilización de baliza y lanza térmica, lo más significativo de su 'modus operandi'.

Según ha informado el jefe de la sección de Delincuencia Especializada y Violencia, el grupo de butroneros realizaban sus hechos delictivos generalmente en joyerías, que es "un gremio bastante victimizado". Así, ha explicado que los efectos que utilizaban para la comisión de los hechos son muy significativos porque se trata de un grupo "bastante organizado", además de adoptar las vigilancias "de una forma muy precisa" y con vías rápidas.