Un incendio en una emblemática droguería de Badalona (Barcelona) provoca una gran humareda tóxica

Actualizado 18/06/2006 18:11:30 CET

BADALONA (BARCELONA), 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un total de trece dotaciones de los Bomberos de la Generalitat, junto con bomberos municipales, extinguieron a las 13.05 horas el incendio en la droguería centenaria Can Boter, ubicada en el centro de Badalona (Barcelona). Como consecuencia, una parte de la fachada se tendrá que derribar por los daños sufridos.

En estos momentos, cuatro dotaciones de bomberos trabajan en el edificio siniestrado acabando de remojarlo y realizando las tareas de limpieza de la tercera planta, que fue afectada en su totalidad, donde se almacenaba géneros de papel y cartón y productos inflamables, como disolventes y pinturas.

El fuego, que se originó en la tercera planta de la centenaria droguería a las 9.43 horas y cuyas causas se desconocen, no ha causado ningún herido aunque ha provocado un gran caos en la ciudad y una gran humareda tóxica al quemar una gran variedad de productos químicos.

El subinspector de los Bomberos de la Generalitat, Jordi Millor, explicó que las tareas de extinción estuvieron favorecidas por el derribo del techo de uralita que facilitó la salida de humos y calor por la parte superior.

"Hemos hecho un ataque contundente con agua y con espuma hasta que quedó controlado", aseguró Millor. Las 16 dotaciones de Bomberos, con unos 50 agentes, atacaron el fuego desde la calle y desde las terrazas de las casas de enfrente.

"Estaba en casa y he oído como unas carretillas y he pensado que quizás era una traca de una boda. He abierto la ventana he visto mucho humo blanco. He subido al terrado y el humo ya era negro y finalmente una gran bola de fuego", explicó Montserrat Arderiu, vecina de la zona.

El incendio se controló durante la mañana y se extinguió a las 13.05 horas, pero la estructura del edificio quedó dañada. "La estructura quedó afectada por la calor del incendio, se está a la espera que los servicios técnicos municipales determinen el grado de la afectación", explicó Millor.

Según el subinspector de los bomberos, una parte de la fachada de la tienda se tendrá que derribar. "La calle Canonge quedará cortada hasta que una empresa especializada empiece el derribo de la fachada", explicó.

Can Boter es una droguería muy grande con entrada por la calle del Mari y la calle Canonge Baranera. La fachada afectada es la de Canonge Baranera y se ha salvado la fachada centenaria de la calle del Mar.

Aunque las llamas no han causado ningún herido, los servicios de emergencias han tenido que asistir a algunos vecinos por crisis de ansiedad.

LOS VECINOS HAN PODIDO VOLVER A SUS CASAS.

La centenaria droguería, que consta de bajos, dos plantas y un almacén en la parte de atrás de los bajos, ha quedado casi destruida y se han desalojado a los vecinos de los edificios contiguos, que no podrán volver a su casa hasta pasadas 24 horas como mínimo, tiempo necesario para el enfriamiento del edificio.

El arquitecto municipal ya hizo una valoración de las viviendas y decretó que los residentes antes de volver, deberán esperar a la valoración del estado del inmueble, que se volverá a hacer mañana.

Los vecinos, acompañados por los Bomberos, pudieron recoger algunas pertenencias para pasar la noche en casas de familiares o en alojamientos destinados por el Ayuntamiento.

Una de las vecinas explicó a Europa Press que ya se temían una desgracia como esta. "Nosotros teníamos claro que el día que se encendiera Can Boter nosotros volaríamos, hay muchos productos químicos", aseguró.

La alcaldesa de Badalona, Maite Arqué, que lamentó los hechos ocurridos, explicó que la tienda tiene un permiso antiguo y que ahora se estaban adaptando a la nueva normativa. "Ellos tienen un permiso muy antiguo, aprobado desde hace muchos años. En este momento estaban haciendo, y parece que había una parte ya hecha, las recomendaciones últimas de la ley medioambiental que entró en vigor hace un año", explicó.