(Ampliación) Las inundaciones en varios hospitales de Mallorca obligan a trasladar pacientes a otras áreas

 

(Ampliación) Las inundaciones en varios hospitales de Mallorca obligan a trasladar pacientes a otras áreas

Actualizado 04/10/2007 23:56:07 CET

El hospital Psiquiátrico de Palma recupera la normalidad tras ser controlada la fuga de gas en las instalaciones

PALMA DE MALLORCA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

Pacientes de los hospitales mallorquines de Son Dureta, Sant Joan de Dèu, Inca y Son Llàtzer tuvieron que ser esta tarde trasladados a otras áreas de las instalaciones sanitarias debido a las inundaciones que se detectaron en varias alas de los centros sanitarios, a consecuencia de la fuerte tormenta que azotó la isla esta tarde con rachas de viento huracanado.

En declaraciones a Europa Press, el conseller de Salud y Consumo, Vicenç Thomàs, explicó que en el hospital universitario Son Dureta, en Palma, el área de reanimación ha sufrido inundaciones, por lo que los pacientes han tenido que ser trasladados a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Asimismo, han sufrido inundaciones el área de radiología convencional y el laboratorio de hormonas del hospital.

En este mismo centro sanitario, una enfermera resultó herida tras tratar de cerrar una ventana, aunque el conseller informó que a estas horas ya se encuentra "completamente recuperada".

Asimismo, Thomàs aseguró que los quirófanos del hospital de Sant Joan de Dèu registraron inundaciones y tuvieron que suspender la actividad quirúrgica, a pesar de que a estas horas se encuentran en proceso de normalización. Por otra parte, en el hospital de Inca se registraron pequeñas inundaciones, mientras que en el de Son Llàtzer se detectaron problemas con los servicios de radiología.

En este sentido, el conseller manifestó que los servicios de urgencia trabajan "con más presión de lo normal" aunque no están colapsados, por lo que recomendó a la ciudadanía que valore la asistencia a los hospitales y centros de salud.

PSIQUIÁTRICO CON NORMALIDAD

Por otra parte, Thomàs informó que en el hospital Psiquiátrico de Palma se registraron numerosas caídas de árboles, que rompieron las lunas de varios coches y explicó que la caída de uno de estos árboles provocó la rotura de una tubería de gas, que ocasionó la fuga en el hospital.

Así, el conseller informó que se evacuó a 50 pacientes y 15 trabajadores y se desalojó el pabellón. A estas horas, la fuga de gas está controlada y sólo se han contabilizado daños en el plano asistencial.

Respecto a la situación de los heridos por la tormenta, el conseller informó que el hombre que resultó herido por al volar la caseta de obras en Son Espases permanece en estado crítico, mientras que los niños sobre los que cayó el letrero de un establecimiento comercial permanecen estables.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies