Una mujer muere en Gijón a manos de su ex pareja, mientras su hijo de dos años resulta herido de gravedad

Actualizado 14/07/2006 15:06:01 CET

GIJÓN, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un hombre de 45 años ha sido detenido esta madrugada en Gijón acusado de degollar a su pareja, según informaron fuentes de la Policía Nacional. También se encuentra herido grave el hijo de ambos, de dos años, tras recibir cinco puñaladas en el tórax durante el altercado. La fallecida es Desiree Prieto, de 22 años, que se había separado hacia mes y medio de su compañero sentimental.

El agresor tiene antecedentes por maltrato, aunque las dos denuncias que constan en la Policía fueron realizadas por su anterior pareja con la que convivió durante 16 años y con la que tiene una hija de 19. Desiree Prieto Prieto no había presentado, sin embargo, denuncia alguna por maltrato y "por tanto carecía de cualquier orden de protección que impidiese el contacto con su ex pareja", informaron fuentes policiales

La Policía halló en la calle Portuarios de Gijón, donde había residido la pareja, el cuerpo sin vida de la mujer en el salón de la vivienda. La joven había sido degollada y presentaba dos heridas en el pecho, en la zona precordial, causadas con arma blanca. Su ex compañero y su hijo estaban tumbados sobre la cama. El niño presentaba heridas en el pecho y un costado pero, mantenía las constantes vitales. El padre tenía lesiones en la cara interior del antebrazo, "signos aparentes de un posible intento de suicidio", según la Policía. El hombre se encuentra ingresado en el Hospital de Jove de Gijón aunque su estado no reviste gravedad.

La Policía fue alertada a las 22,46 horas de ayer por la madre de la fallecida que manifestaba no tener noticias de su hija desde esa tarde. Desiree trabajaba en una empresa de limpiezas en El Musel entre las dos y las siete de la tarde. Durante ese tiempo dejaba el niño al cuidado de su padre al que recogía hacia las ocho de la tarde.

La madre de la fallecida había intentado sin éxito ponerse en contacto desde esa hora con su hija. Ante la falta de noticias se puso en contacto con la Policía. Una patrulla acudió entonces al domicilio de Portuarios, donde nadie les abrió la puerta. Un vecino del edificio les dijo que no había visto a ningún miembro de la familia.

Al seguir sin noticias de la mujer ni de su ex compañero, se adoptó la decisión de acceder al interior de la vivienda acompañados de miembros de la familia. Ya en el interior del piso, al que entraron por una ventana, hallaron primero el cuerpo de la mujer en el salón y posteriormente el del pequeño y su padre sobre la cama.

La Policía requirió en el lugar servicios sanitarios aunque, y ante la situación en la que se encuentra el pequeño, se decidió trasladarle en un coche policial al Hospital de Jove de Gijón. Desde allí fue evacuado al centro Materno infantil de Oviedo.

El padre quedó ingresado en el hospital gijonés en condición de detenido y custodiado por una dotación policial.

La policía científica procedió al levantamiento del cadáver a las 2,30 horas de la madrugada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies