Aparece el cuerpo sin vida de uno de los dos pescadores desaparecidos ayer en Cala Vedella, en Ibiza

Actualizado 29/12/2009 12:13:26 CET

El SEIB 112 continúa buscando al otro desaparecido, hijo del fallecido

IBIZA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El cuerpo sin vida de uno de los dos pescadores ibicencos desaparecidos ayer por la tarde ya ha sido localizado por los tripulantes de Salvamento Marítimo que participan en la búsqueda. El Servicio de Emergencias de las Islas Baleares, SEIB 112, activó esta madrugada un protocolo de búsqueda de los dos desaparecidos en la zona de acantilados de Cala Vedella, en el municipio ibicenco de Sant Josep.

Según detalló el SEIB 112 en un comunicado, el pescador fallecido es Toni T.M., suegro de la mujer que dio la alerta. Los efectivos continúan con la búsqueda de Toni T.R., de 34 años, hijo del anterior.

Así, el protocolo fue activado alrededor de la una de la madrugada y en estos momentos se encuentran realizan las tareas de búsqueda dos agentes de la Guardia Civil, una embarcación de Salvamento Marítimo con tres tripulantes a bordo y un agente de la Unidad Operativa de Emergencias. Además, desde las 6:30 horas se sumaron a la búsqueda efectivos de Protección Civil y la Policía Local.

El SEIB 112 activó el protocolo de búsqueda tras recibir una llamada de la mujer de uno de los desaparecidos quien informó que su marido, de 34 años de edad, y su suegro habían salido a pescar a las 18.00 horas y tenían previsto volver alrededor de las 21.00. Asimismo, la mujer comunicó que los dos desaparecidos no contestaban a sus llamadas telefónicas.

Como consecuencia de la llamada de alerta, el SEIB 112 puso en marcha inmediatamente el correspondiente operativo de búsqueda y constató que, efectivamente, el teléfono móvil de uno de los desaparecidos activaba el contestador automático. A las 3.36 horas el operativo de búsqueda encontró las pertenencias de los pescadores bajo un acantilado, en una zona de difícil acceso, lo que provocó que poco después el SEIB 112 desplazara a un psicólogo de guardia para atender a la familia de los desaparecidos que se encontraban en el lugar de los hechos.

Según el SEIB, a las 4.06 horas se confirmó su hipótesis de una posible caída de los dos pescadores al agua, lo que provocó que se reforzara la búsqueda por mar mediante medios aéreos y marítimos.