Personalidades políticas y ciudadanos anónimos visitan la capilla ardiente de Eduardo Puelles

Actualizado 20/06/2009 13:32:41 CET

BILBAO, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

La capilla ardiente con los restos mortales del inspector de la Policía Nacional Eduardo Antonio Puelles, asesinado ayer por ETA, reabierta esta mañana en la subdelegación del Gobierno en Vizcaya, en Bilbao, recibe desde esa hora la visita de personalidades políticas y de ciudadanos anónimos.

Hasta las once de la mañana habían pasado por el lugar el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba; la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín; el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares; el Ararteko, Iñigo Lamarca; la portavoz del Gobierno vasco, Idoia Mendia; el delegado del Gobierno en el País Vasco, Mikel Cabieces; y los dirigentes de EB Javier Madrazo y Mikel Arana, entre otros.

Los ciudadanos que quieran visitar la capilla ardiente lo podrán hacer hasta la una menos cuarto de la tarde, ya que 15 minutos después está previsto que se celebre el funeral en la cercana iglesia de San José de la capital vizcaína.