Atracaban a repartidores de pizzas con escopeta en mano

Actualizado 03/02/2012 15:10:42 CET
Iimagen De Los Efectos Incautados A Los Presuntos Atracadores
Foto: CUERPO NACIONAL DE POLICÍA

ALICANTE, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -  

   Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido en Alicante y Elda (Alicante) a un total de ocho personas como presuntos integrantes de un grupo organizado, especializado en cometer atracos a repartidores de pizzas y en establecimientos de esta especialidad hostelera, según ha informado en un comunicado la Comisaría Provincial de Alicante.

   Los investigadores iniciaron una investigación el pasado mes de agosto, tras tener conocimiento de un robo con intimidación cometido sobre un repartidor de pizzas, en el que los asaltantes emplearon una escopeta de cañones recortados para intimidar a la víctima.

   A lo largo de los tres meses siguientes, la Comisaría de Elche recibió denuncias en relación otros cuatro atracos más de similares características.

   Las pesquisas policiales han permitido a identificar y detener en Alicante y Elda (Alicante) a un total de ocho personas, cinco hombres y tres mujeres, --cuatro de ellos de nacionalidad española y cuatro de nacionalidad rumana--, como presuntos autores de al menos ocho atracos con armas de fuego, así como de los delitos de tráfico de estupefacientes y tenencia ilícita de armas.

   Los supuestos integrantes del grupo estaban afincados en las localidades de alicantinas de Elda y Alicante, y en San Pedro del Pinatar (Murcia), por lo que los agentes registraron tres domicilios de Elche (Alicante), Alicante y San Pedro del Pinatar (Murcia).

ARMAS INTERVENIDAS

  En estas viviendas fueron intervenidas una escopeta con cañones recortados, que supuestamente utilizaban en los robos, un rifle de precisión, cuatro armas simuladas --tres pistolas y un rifle de precisión--, dos machetes, así como prendas para la ocultación del rostro, 200 gramos de sustancia de corte y diversos útiles para la manipulación de sustancias estupefacientes.

   Esta organización estaba organizada en dos grupos, uno de ellos integrada por los autores materiales de los atracos, todos ellos de nacionalidad española, mientras que la segunda se encargaba del suministro de las armas y además se dedicaba al tráfico de sustancias estupefacientes.

   La Policía continúa la investigación para tratar de esclarecer la posible participación de los detenidos en otros hechos delictivos de similares características, según han explicado las mismas fuentes.