Ayuntamiento de Bilbao reconoce que hubo "un error" al dejar en libertad a un varón con órdenes de ingreso en prisión

Publicado 05/05/2017 14:13:03CET

Advierte no obstante de que la Policía municipal no lo detuvo sino que únicamente estuvo retenido en comisaría donde solo podía estar 6 horas

BILBAO, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Bilbao ha reconocido que hubo "un error" cuando se dejó en libertad a un individuo el pasado mes de abril en Bilbao que contaba con tres órdenes de ingreso en prisión al no haberse "realizado la comprobación 'in situ' mientras se encontraba retenido en la comisaría de la Policía municipal de Miribilla". El individuo se encuentra en situación de busca y captura.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Tomás del Hierro, ha comparecido este jueves a petición de EH Bildu y Udalberri para explicar la actuación de la Policía municipal de Bilbao ante la puesta en libertad el pasado 20 de abril de un individuo que contaba con tres órdenes de ingreso en prisión y que había sido llevado a identificar a la comisaría de Miribilla por un presunto delito de violencia de género.

En sus intervenciones, los partidos de la oposición han cuestionado que el varón pudo haber sido detenido "a la espera de las pruebas", ya que la Policía municipal contaba con seis horas" para tenerlo retenido.

Según han descrito, la Policía Municipal fue alertada en la tarde del 20 de abril de que una mujer estaba siendo presuntamente maltratada en una vivienda en la zona de San Francisco. La patrulla que se desplazó hasta allí encontró al presunto agresor que negó los hechos.

Ante la ausencia de signos de agresión en la víctima, la Policía optó por no detener al varón, según ha descrito el concejal, aunque sí fue trasladado hasta comisaría para ser identificado, donde dio una identidad falsa y posterioridad se le dejó marchar "sin comprobar sus huellas".

Del Hierro ha subrayado que en lo que respecta a la violencia de género se siguieron los protocolos establecidos y la mujer "no estuvo expuesta a peligro", ya que la actuación policial "fue la correcta".

Asimismo, ha aclarado que en ningún momento se practicó la detención del autor de la presunta agresión, "decisión potestativa de los agentes", aunque "ante la imposibilidad de la plena identificación en el lugar de los hechos fue trasladado a la comisaría de Miribilla" donde el tiempo de retención que no puede por ley superar las seis horas.

De este modo, sus huellas dactilares se remitieron a la Ertzaintza y al Cuerpo Nacional de Policía, pero ante la imposibilidad de recibir los datos antes de finalizar el plazo de las seis horas fue "puesto en libertad sin haber podido recibir la identificación de los otros cuerpos policiales".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies