Cae la 'banda del extintor', responsable de 27 atracos a tiendas y 30 robos de coches de lujo en Madrid

164236.1.644.368.20121022133021
Vídeo de la noticia
Actualizado 22/10/2012 15:30:21 CET

Hay 8 detenidos, entre ellos una mujer y el líder, Ádan, un conocido 'alunicero' de 22 años que lleva robando desde los 14

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha desarticulado en Madrid la conocida 'banda del extintor', una organización delictiva muy activa especializada en alunizajes, butrones y robos de vehículos, que en el último trimestre había atracado 27 establecimientos y había robado una treintena de coches.

El grupo actuaba principalmente en la zona noroeste de la región, sobre todo en las localidades de Majadahonda, Las Rozas y zonas de la capital de alto nivel adquisitivo, como han explicado este lunes la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes y el teniente coronel de la Guardia Civil y segundo jefe de la Comandancia de Madrid, José Eduardo Gómez.

Han sido detenidas un total de ocho personas --siete hombres y una mujer--, entre los que se encontraban los cabecillas de la organización, llamada también 'la banda del Adán'. Y es que el líder se llama Adán S.P., español, de 22 años de edad, conocido por la Policía porque desde los 14 años llevaba delinquiendo. De hecho, el pasado 4 de julio había salido de prisión tras un mes en la cárcel de forma preventiva acusado de delitos parecidos.

Al grupo se les imputa la sustracción de más de 30 vehículos de lujo en el último trimestre, parte de los cuales empleaban para la comisión de los 'alunizajes' a establecimientos, mientras que otros eran suministrados por un módico precios a grupos de 'aluniceros' de menor entidad, que los empleaban para la comisión de delitos.

Sus objetivos eran principalmente tiendas de telefonía móvil y artículos de primeras marcas. Se les atribuye la autoría de algunos de los últimos hechos cometidos en calles céntricas de la capital y establecimientos ubicados en la zona noroeste de la región.

También se les imputan delitos de falsedad documental, dado que doblaban las placas de matrícula y blanqueo de capitales, habiéndose procedido al bloqueo de bienes materiales como numerosos vehículos y viviendas. Se les acusa también de receptación y blanqueo de capitales.

'MODUS OPERANDI' Y GOLPES MÁS SONADOS

Según ha explicado Eduardo Gómez, la 'banda del extintor' se caracterizaba por su peligrosidad, ya que si en algún momento eran descubiertos, huían a gran velocidad "con absoluto desprecio" al resto de conductores y peatones con los que se encontraba.

También destacaban por su voracidad delictiva, ya que en la misma noche podían cometer hasta cuatro robos a establecimientos, dependiendo de los efectos que conseguían. Practicaban las llamadas 'noches temáticas', es decir, que cada noche la dedicaban en concreto a una misma acciones, como robar coches, o atracar estancos u otros establecimientos.

Los delincuentes planificaban previamente la tienda que querían robar, la mayoría joyerías, perfumerías o tiendas de roba muy cara para hacerse con las joyas, complementos, bolsos, gafas, zapatos, relojes y todo lo que pillaran con alto valor añadido.

Cuando cometían sus 'golpes' iban en dos o tres varios vehículos y uno o dos de ellos los empotraban en las cristaleras del establecimientos. También utilizaban mazas con colgantes en las manos que utilizaban para destrozar las puertas o ventanas y poder acceder a su interior. En pocos minutos desvalijaban la tienda y huían a alta velocidad.

En algunas ocasiones utilizaban extintores, que utilizaban bien para romper algunas cristaleras y para que rociar todo lo que se encontraban con el objeto de nublar las cámaras de seguridad o complicar a la Policía la investigación intentando tapar las huellas dactilares.

Una vez conseguido el botín, se lo repartían entre todos los miembros del grupo dependiendo su posición en el mismo o su grado de implicación en el 'golpe'. Posteriormente, vendían los productos robados en mercadillos, a través del 'boca o boca' o a través de peristas tanto nacionales o internacionales, especialmente en efectos tecnológicos. Los coches los vendían por 1.000 ó 2.000 euros. La Guardia Civil investiga ahora dónde han ido a parar los efectos robados no recuperados.

Según fuentes policiales consultadas por Europa Press, la 'banda del extintor' es la responsable de un asalto en el mes de enero a la joyería D'Matyno del madrileño barrio de Las Rosas, donde se llevaron a plena luz del día 200.000 euros tras amenazar con un cuchillo en el cuello a su propietario.

También intentaron atracar sin éxito por la mañana en el conocido establecimiento Grassy del número 1 de la Gran Vía. Los todoterrenos que utilizaron no consiguieron romper el blindaje de la joyería y uno de los vehículos utilizados quedó en el lugar con el eje roto.

Otro de los atracos que se les atribuyen lo practicaron también por la mañana en la joyería Pedro Carrera, situada en la plaza madrileña de República Dominicana. Se llevaron 25.000 euros. El marzo asaltaron una joyería en la calle Cavanilles y más recientemente otro en el barrio de Loranca de Fuenlabrada y en las tiendas 'Loewe' de la calle Serrano.

FASES DE LA OPERACIÓN

La operación se inició el pasado mes de julio, tras cometerse un robo por el método del 'alunizaje' en un restaurante de lujo en Majadahonda. Las investigaciones desarrolladas por el Área de Investigación del Puesto de la Guardia Civil de San Lorenzo de El Escorial y por la Unidad de Policía Judicial de la Comandancia de Madrid permitieron localizar al usuario de este coche, que resultó ser un conocido delincuente especializado en 'alunizajes' y muy peligroso.

Continuando con las investigaciones, los agentes pudieron confirmar que se trata de un grupo muy activo de delincuentes perfectamente estructurados y organizados, que estaban liderados por un varón con un amplio historial delictivos, quienes habían tejido un completo entramado, tanto para perpetrar los robos como para deshacerse de los automóviles y para el blanqueo de capitales.

Tras identificar y localizar a todos los integrantes del grupo, se procedió a la fase de explotación de la operación, que concluyó a finales de la semana pasada con la detención de siete hombres y una mujer, con edades comprendidas entre los 20 y los 26 años de dad, de origen español y vecinos de los barrios madrileños de Villaverde y Vallecas, su centro de operaciones. Entre todos ellos suman más de un centenar de antecedentes policiales.

REGISTROS Y EFECTOS INTERVENIDOS

Se han practicado un total de ocho registros domiciliarios en Madrid, donde se han intervenido 20 vehículos utilizado por la banda para cometer sus actos delictivos. El valor de los efectos recuperados asciende al millón de euros.

También se han recuperado 10.000 euros en moneda fraccionada, decenas de bolsos de primeras marcas, numerosos relojes de conocidas firmas, 200 prendas nuevas dispuesta para ser vendida con sus etiquetas, decenas de teléfonos móviles, embalajes y packs de tarjetas, varios inhibidores de frecuencia, detectores de cámaras ocultas, una máquina de arrancar vehículos de lujo, extractores de bombín, llaves falsas, una pistola simulada, dos pistolas Táser, más de 500 efectos de bisutería.

Los guardias civiles también requisaron herramientas empleadas para la comisión de los delitos, tales como picos, cizallas, mazas, palanquetas, radiales, extintores, walkie talkies, etcétera. También varias placas de matrículas dispuestas para doblar, decenas de trajes y chaquetas de motoristas de etiquetado de tienda, cascos de conocidas marcas, numerosas cajas de perfumes, 190 cajetillas de tabaco y centeneras de productos cosméticos.

Los detenidos han sido puestos a disposición judicial, que ha decretado el ingreso en prisión de seis de ellos. Los otros dos están en libertad con cargos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies