Cinco detenidos y desmantelados dos puntos de venta y adulteración de cocaína en Barañáin y Mendebaldea

Droga incautada por la Policía Nacional en Barañáin y Mendebaldea.
EP/POLICÍA NACIONAL
Actualizado 03/07/2012 22:23:10 CET

PAMPLONA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cinco personas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública. Además, han realizado tres registros en los que se han desmantelado dos puntos de venta y adulteración de droga ubicados en Barañáin y Mendebaldea, y se han incautado 800 gramos de cocaína y cuatro kilos de sustancia de corte.

Cuatro de los cinco detenidos, ha informado la Policía Nacional a través de un comunicado, han ingresado en prisión y uno de ellos tiene pendiente una orden de expulsión.

Los detenidos, han detallado desde la Policía, son tres hombres de 47, 35 y 32 años, todos ellos nacidos en la Republica Dominicana, y otros dos personas naturales de Colombia, ambas de 49 años.

La investigación policial comenzó tras la denuncia de un ciudadano que permitió detectar un aumento del consumo y menudeo de droga en un establecimiento de hostelería en Nuevo Artica y la identificación de uno de los detenidos como principal distribuidor de droga en las inmediaciones del local.

Las ventas ilícitas las efectuaba mayoritariamente en las cercanías del establecimiento y en las inmediaciones de su domicilio. Además, en múltiples ocasiones se ayudaba de otros dos detenidos, con los que compartía piso, para así evitar poder ser descubierto por la policía.

Asimismo, uno de los detenidos poseía un negocio de alimentación, un lugar que aprovechaba, en ocasiones, para realizar las ventas ilegales de sustancias estupefacientes y con ello los consumidores se hacían pasar por compradores del establecimiento.

Todos los detenidos se surtían de la droga adulterada por este arrestado y la vendían a los consumidores en Pamplona y Barañain, lugar donde residían. Carecían de actividad laboral conocida y mantenían un nivel de vida singularmente alto, debido a las ganancias que le proporcionaba la venta de cocaína.

La Policía Nacional ha realizado tres registros y se ha incautado de más de 850 gramos de cocaína, unos cuatro kilogramos de sustancia de corte y dinero.

También encontraron 10 gramos de marihuana, dos prensas y moldes para la fabricación artesanal de pilas de cocaína, dos balanzas de precisión, así como diverso material para el empaquetamiento y distribución de pequeñas dosis de cocaína y diversa documentación relacionada con la adquisición de gran cantidad de productos químicos y farmacéuticos para la adulteración de la droga.