Concluyen las autopsias de los ocho cadáveres exhumados en Olot (Girona) aunque faltan las pruebas de tejidos

Actualizado 24/11/2010 22:09:12 CET

GIRONA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los forenses han concluido este miércoles las autopsias a los ocho cadáveres de ancianos exhumados ante las sospechas de que pudieron morir a manos del asesino confeso de tres residentes del geriátrico La Caritat de Olot.

Según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la investigación, los exámenes no determinan si los ancianos fallecieron de muerte natural o violenta, y por el momento se está a la espera de las analíticas de los tejidos, que serán decisivas.

Los cuerpos se encuentran en un avanzado estado de descomposición, puesto que llevaban meses enterrados, el más antiguo desde febrero.

Si se confirma que los ocho cadáveres ahora analizados, o algunos de ellos, tuvieron una muerte violenta, podría ampliarse la investigación ya que estas exhumaciones son solo de los ancianos que fallecieron de manera sospechosa en 2010.

Estos cuerpos ya analizados corresponden a ancianos que murieron en los días que trabajaba el celador de la residencia Joan V. en todo 2010.

Según informaron a Europa Press fuentes judiciales, un informe forense remitido al juez aseguraba que la muerte de los ancianos ahora exhumados no tenía su origen en las patologías históricas que sufrían.

No obstante, esto no asegura que la muerte no sea natural porque es habitual en personas mayores, por lo que serán las pruebas de tejidos las que determinen si el celador de la residencia cometió más crímenes de los que confesó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies